martes, 10 de junio de 2014

Nueva vía para trabajar

Iberdrola adjudica a la planta de Navantia en Puerto Real un contrato de 70 millones
La compañía energética declara a la factoría gaditana como su proveedora preferente

El futuro de la factoría de Navantia en Puerto Real (Cádiz) ha pasado de estar en el aire a marchar gracias a él. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha anunciado que el grupo energético ha declarado proveedora preferente a la planta gaditana. Un título que ya le ha dado los primeros frutos. Iberdrola ha adjudicado a los astilleros de Puerto Real un contrato de casi 70 millones de euros para fabricar y montar la subestación eléctrica de un parque eólico marino en Alemania. El anuncio se ha producido durante un encuentro en el palacio de San Telmo entre Sánchez Galán y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien ha señalado que esta decisión es un paso “muy importante” para garantizar el futuro de la empresa.

La construcción de la subestación alemana, según la Administración andaluza, supondrá 600.000 horas de trabajo y, de media, precisará de 250 empleados, “con puntas de hasta 500”. El trabajo se realizará íntegramente en el astillero de Puerto Real, con la participación de la industria auxiliar de la zona. “Esta adjudicación abrirá a su vez a los astilleros de Puerto Real nuevas oportunidades de futuro para la construcción de los parques eólicos marinos que Iberdrola desarrollará en Reino Unido y otros países de Europa”, mantiene el Gobierno andaluz en un comunicado.

La presidenta ha señalado que, con este encargo, el grupo energético contribuye a asegurar el futuro de la planta de Puerto Real, una de las tres con las que cuenta Navantia en Andalucía y que está en peor situación. Esta factoría se encuentra absolutamente parada salvo por contratos puntuales para alguna reparación que no podía asumir el astillero de la capital gaditana. La presidenta ha precisado que este encargo abre un horizonte para “convertir al astillero de Puerto Real en un astillero competitivo en un mundo globalizado”.

El encargo de Iberdrola, que ha sido aplaudido por los trabajadores, se suma a otras buenas noticias que han llegado en las últimas semanas a los astilleros. La única que está ya sobre el papel es el acuerdo del Consejo de Ministros para la operación financiera que requiere la construcción de dos buques de acción marítima para el Ministerio de Defensa. Uno de ellos se construiría en Puerto Real y el otro en Ferrol (Galicia). Asimismo, aunque el proyecto ha avanzado en los últimos días, sigue sin estar cerrada la construcción de un gasero para Gas Natural. Por último, existe la oportunidad de fabricar dos buques logísticos para la marina australiana, con la que ya se ultima las entregas de varias lanchas. La empresa naval española compite con compañías coreanas.

El contrato de Iberdrola, aunque menor, es recibido como un gran triunfo por los trabajadores de Navantia en Puerto Real, en el dique seco durante los últimos dos años. “Es una oportunidad para demostrar que nos podemos mover en otros sectores y no solo en la construcción de barcos”, destaca el presidente del comité, Ramón Linares. Por su parte, el presidente del comité intercentros de Navantia, José Antonio Oliva, ha valorado el encargo porque, pese a que la carga de trabajo “no es mucha”, el proyecto tiene “un gran valor cualitativo”.

Pero los nuevos encargos requieren la modernización de las instalaciones. La Junta ya se ha comprometido a destinar 3,1 millones de euros para la remodelación de los astilleros en la bahía gaditana si se cierran estos contratos. También los sindicatos advierten de la necesidad de formar a las plantillas y la industria auxiliar para la especialización en estas nuevas áreas. “El contrato con Iberdrola abre un nuevo campo para los astilleros y permite diversificar su actividad”, ha apuntado el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios.

El acuerdo con Iberdrola —que ha anunciado la adjudicación de un pedido de 100.000 contadores inteligentes a la empresa malagueña Sogecam— es el sexto que, en lo que va de año, Díaz rubrica con representantes de grandes empresas y entidades financieras de España. Entre otros, con el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, y con el de Telefónica, César Alierta.
Publicar un comentario en la entrada