miércoles, 18 de junio de 2014

Luego lo colocará en algún equipo...

Mendes le compra el barco al Rey Juan Carlos por una millonada
El agente portugués dispuesto a pagar 8 millones de euros por el que fuera yate de la familia real española.

Jorge Mendes es, probablemente, el agente número uno del mundo del fútbol. Pocos le pueden hacer sombra al mánager portugués y en los próximos días podría pasar a las primeras páginas por la compra del Fortuna, yate de Su Majestad el Rey que está en venta y no encuentra comprador. En su nómina figuran jugadores como Cristiano Ronaldo, Falcao, Diego Costa, Pepe, Coentrão, Malonga y entrenadores como Mourinho, Maradona, Quique Sánchez Flores, Jorge Jesús...

El negocio del fútbol gravita en torno a su enigmática figura y se ha convertido en el reclamo para muchas operaciones de todo tipo. La última, cuando menos, es significativa y define a la perfección el papel que ha asumido en la vida española. El agente portugués, acompañado de su esposa, estuvo la semana pasada en Mallorca comprobando las bondades del que fuera el yate del rey Juan Carlos. El interés nace a partir del ofrecimiento de un intermediario que hace ver al agente que por ocho millones podría ser suyo. La opción le parece interesante a Mendes, por lo que decidió viajar hasta Palma de Mallorca para ver en qué estado se encuentra la embarcación.

El Fortuna fue regalado al rey Don Juan Carlos en 2001 por 25 empresarios que aportaron cada uno 600.000 euros, a los que se añadieron 2,5 millones de euros del Gobierno Balear, costando un total de 21 millones de euros. El punto de partida de la negociación fueron diez millones, pero la empresa que está comercializando el yate está dispuesta a aceptar ofertas a la baja por el nave, que ahora recibe el nombre de Foners. Se estima que el barco podría cambiar de manos por una cantidad que ronde los ocho millones de euros.El antes llamado Fortuna no llega a las mil horas de navegación y, pese a que ya tiene trece años de antigüedad, su estado es perfecto, tal y como ha podido comprobar Jorge Mendes. Abel Matutes ha sido uno de los selectos posibles compradores que son seleccionados para visitar su posible adquisición. Cualquiera no puede ir a ver el Fortuna. Acceso restringido. Para la visita tienes que acreditar solvencia económica, vamos que casi tienes que avalar por el simple hecho de ver el yate. Lo que pretende es que la venta no se convierta en una subasta y sí en una operación para un determinado grupo de personas.

El yate fue construido a partir de 1997 en los astilleros de San Fernando para sustituir al anterior Fortuna, donado en 1979 por el rey saudí Fahd. Durante un tiempo se especuló con la posibilidad de que pasara a formar parte de la flota de vigilancia de la Guardia Civil, pero no es operativo y su alto coste de mantenimiento no permite a los servicios de seguridad del Estado plantearse una posible adquisición. Don Juan Carlos renunció al yate en el año 2013, trece años después de que le fuera donado por un grupo de empresarios de Baleares. El barco es propiedad de la fundación que agrupa a los empresarios que se lo regalaron al Rey, después de que se lo devolviera Patrimonio Nacional.
Publicar un comentario en la entrada