lunes, 23 de junio de 2014

Pecios turísticos

Los ocho barcos hundidos más impresionantes

Hay algo en los naufragios que alimenta nuestra imaginación. Puede que sea la idea horrible de ver un barco hundirse o puede que sea esa manera gloriosa y silenciosa que tiene de perdurar en los fondos marinos. Sea cual sea la razón, son como un atractivo magnético para los buceadores aventureros y los fotógrafos. Hemos seleccionado ocho de los mejores naufragios del mundo para para alimentar sus ganas de exploración.

1.El barco hundido de acceso más fácil 


Barco:U.S.S. Kittiwake (Isla Caimán)

Este barco es ideal para los novatos de la exploración de naufragios. El Kittiwake se hundió a poca distancia de la zona de Gran Caimán, en la playa de Seven Mile, en 2011. El navío de 76,5 metros fue limpiado de todo riesgo potencial antes de ser hundido. Se quitaron puertas y escotillas para que cada camarote ofreciera a los buceadores como mínimo una salida posible.

Cualquier buceador que tenga permiso para barcos naufragados puede descubrir los cinco niveles. La cabina de pilotaje es la que más cerca de la superficie está, con su timón y su compás. Tampoco hay que perderse las salas de recompresión y la campana artificial de buceo.

2.El barco hundido más grande del mundo 


Barco: S.S. President Coolidge (Vanutu, Oceanía)

Considera el Coolidge como una estación de esquí. El crucero de lujo transformado en barco militar tiene docenas de vías marcadas que son ideales para buceadores principiantes, de nivel medio y expertos. Es el barco hundido más grande del mundo y que además tiene un acceso fácil desde la playa de Espíritu Santo en Vanuatu.

Los principiantes se lo pasarán en grande en la proa, que está a 20 metros de profundidad. En el puente, a 33 metros de profundidad, descubrirás rifles, máscaras de gas y cascos. Ponte a tono en estas zonas y si todavía tienes sed de aventura no te pierdas la zona de carga y los quirófanos.

3.Bucea en una antena satélite 


Barco:U.S.N.S. General Hoyt S. Vandenberg Key West (Florida)

Para buceadores expertos, la visita submarina del Vandy, de 158 metros de eslora, empieza dejándose caer por uno de los 11 huecos de ascensor y luego eligiendo cualquier piso para descubrir sus entrañas. Los buceadores con menos aptitudes técnicas podrán disfrutar de las caídas libres por los huecos de ascensor de este portamisiles de la US Air Force que reside en el fondo de la costa de Key West en Florida.

Hundido en 2009, este arrecife artificial ha sido limpiado de todo tipo de amenazas potenciales. Ya no tiene puertas y se han abierto zonas de escape. No se pierda el mero dedos metros que ha elegido residencia en el barco, ni las antenas parabólicas de comunicación vía satélite. El navío se utilizó para la película de ciencia ficción Virus y por eso hay carteles en ruso en algunos de sus pasillos.

4.El mejor barco hundido en aguas frías 


Barco:S.M.S. Coln (Escocia)

"Si no le gusta el frío puede que sea mejor que elijas otro pasatiempo," comenta el monitor de buceo, Kieran Hatton, de las Islas Orkney, en el norte de Escocia. Scapa Flow es el cementerio de la marina alemana de la Primera Guerra Mundial hundida allí en 1919.

Lo mejor del sitio es un navío intacto de 155 metros, el SMS Coln, un crucero alemán que llace sobre su flanco estribor a 36 metros de profundidad.

-¿Por qué ir?

-"Descubrirá las líneas armoniosas de los barcos de guerra de principios del siglo 20," nos dice. "Además, todavía quedan algunas pistolas, que son grandes como un brazo".

5.El mejor naufragio para ver vida marina 


Barco:S.S. Yongala (Australia)

Bancos de rayas dominan el puente del S.S. Yongala. Meros gigantes patrullan en la popa. Serpientes de mar, tortugas y peces payaso se congregan en este navío de 358 pies hundido en 1911 por un ciclón en lo que hoy es la Gran Barrera de Coral de Marine Park en Australia. Lo descubrirás a 12 millas náuticas del Cabo de Bowling Green en Queensland. Debido a los 28 metros de profundidad y la fuerza de ciertas corrientes, que atraen a gran cantidad de peces, la visita exige un nivel de buceo avanzado.

6.El mejor barco hundido para los amantes de las motos antiguas 


Barco: S.S. Thistlegorm (Egipto)

No es una opción para claustrofóbicos porque este barco hundido tiene sitios escuetos por estar repleto de material de la segunda guerra mundial. En 1941, dos bombas hundieron este navío británico armado, en el Mar Rojo, cerca de Sharm el-Sheik, en Egipto. Es un barco de guerra que todavía tiene la mayor parte de su carga abordo.

Los buceadores descubrirán montones de camiones Bedford y una flota de motos Norton 16H. También flotarán bajo el techo de las salas que ahora acogen mantos de aire creados con las burbujas de los cientos de buceadores que han visitado los restos.

Es un barco que puede ser muy cansino tanto física como mentalmente. Se encuentra a 30 metros de profundidad, y el babor de la popa está ligeramente torcido, un detalle que puede inducir a los buceadores a perder el sentido de la orientación.

7.El barco del millón del dólares 


Barco:San Francisco Maru (Micronesia)

A veces conocido como el barco hundido del millón de dólares, el San Francisco Maru se hundió en Eten Anchorage en 1944 mientras transportaba una carga completa de tanques, camiones minas y bombas. En 1969 fue descubierto por la leyenda francesa Jacques Cousteau y desde entonces se ha convertido en lugar popular para bucear.

Una de sus atracciones más interesantes son los tanques japoneses Type 95 que aún yacen en cubierta. Además hay minas y torpedos así que: ¡No toque nada!

8.La mejor opción para los que no bucean 


Barco:Eduard Bohlen (Namibia)

No se engañe. El que no tengas que bucear no quiere decir que el acceso sea fácil. El fotógrafo Christian Ghammachi comenta: "Es casi imposible alcanzarlo y normalmente sólo se puede volar por encima. Hace falta un permiso para ir y un guía con un vehículo especial".

Los restos del barco se yerguen, desde 1909, entre la niebla de la Costa de los Esqueletos de Namibia, en su famoso cementerio de barcos. Ahora está a 800 metros en el interior, lejos del mar, en una zona tomada por asalto por el desierto, un recuerdo pugnaz de la vulnerabilidad del hombre frente al mar.
Publicar un comentario en la entrada