miércoles, 25 de junio de 2014

Pasta fresca

Repsol sale de compras: negociaciones con Athabasca Oil y Diamondbank Energy
El exceso de liquidez con la venta de YPF facilita la adquisición de la compañía canadiense y estadounidense

Repsol tiene ahora mismo unos 3.400 millones de euros disponibles después del acuerdo alcanzado con Argentina tras la nacionalización de su filial YPF en 2012.

Un exceso de liquidez con el que pretende impulsar sus negocios de exploración y producción. La cantidad se vería aumentada además con la venta de su 30% en Gas Natural, con lo que llegaría a unos 8.900 millones de capacidad de compra.

Una desinversión que, en este momento, mantiene aparcada la compañía que preside Antonio Brufau, y que no sería necesaria para las adquisiciones que negocia en este momento.

Hace unas semanas, la compañía ya identificó Noruega, Canadá y Estados Unidos como los países preferidos para salir de compras.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, Repsol explora las opciones de hacerse con Athabasca Oil Corporation.

Se trata de una petrolera canadiense con sede en Calgary, Alberta. La compañía es propietaria o tiene intereses en contratos de arrendamiento en las arenas petrolíferas de Athabasca en el noreste de Alberta.

Las reservas de la compañía incluyen un estimado de 8,6 mil millones de barriles de los recursos contingentes (aceite potencialmente recuperables) y 114 millones de barriles de las reservas probables. En 2009, vendió el 60% de sus activos a PetroChina.

También tiene en su punto de mira a la estadounidense Diamondback Energy. Es una compañía de petróleo y gas natural con sede en Midland, Texas.

Su estrategia de crecimiento se centra en la adquisición, el desarrollo, la exploración y la explotación de petróleo en tierra y las reservas de gas natural en la principal cuenca del Pérmico productor de petróleo en el oeste de Texas.

Se ha truncado la operación con Marathon Oil

Por contra, tras el acuerdo con Argentina por la expropiación de YPF y el canje de los bonos argentinos, Repsol realizó en mayo una oferta a Marathon Oil por activos maduros que la compañía estadounidense tiene en Noruega. La operación alcanzaba los 2.000 millones de euros, según fuentes conocedoras de la misma.

Pero había también otras petroleras interesadas, que han acabado por truncar las posibilidades de la compañía española.

Al final, Marathon Oil adjudicó su negocio en Noruega por 2.000 millones de dólares en efectivo a Det Norske Oljeselskap como parte de sus planes de deshacerse de su negocio de gas y petróleo en el Mar del Norte para centrarse en Estados Unidos.

Marathon Oil explota seis campos en Noruega: Alvheim (con una participación del 65%), Boyla (65%), Vilje (46,9%), Viper/Kobra (65%) y Völund (65%). La compañía, además, explora amplias zonas en alta mar de Noruega.

Noruega se presenta como una zona estratégica para Repsol y la industria por el gran volumen de hidrocarburos que se espera descubrir. Es el país de Europa occidental con las reservas de hidrocarburos más importantes. 
Publicar un comentario en la entrada