martes, 10 de junio de 2014

Y sigue creciendo

LA FLOTA MUNDIAL DE METANEROS CRECERÁ UN 9% ESTE AÑO Y UN 10% EN 2015

Según un informe reciente del broker italiano Banchero Costa, recogido por la Asociación de Navieros Españoles (Anave) la capacidad de transporte de la flota mundial de metaneros crecerá un 9% este año y un 10% en 2015, mientras que no se espera que la demanda aumento ni mucho menos a esos niveles, con las consiguientes repercusiones negativas sobre los fletes.

Sin embargo, según Banchero Costa, las perspectivas a medio y largo plazo siguen siendo buenas para el transporte marítimo de gas natural licuado (GNL), debido al aumento de la demanda por el sector energético mundial.

Este importante crecimiento de la flota de metaneros tiene lugar tras un periodo de relativa calma en la entrega de estos buques metaneros de nueva construcción en los dos últimos años. "El sector del transporte marítimo de GNL está poniendo los pies en el suelo después de la euforia manifestada en 2011 y 2012", indica el informe. Actualmente hay más de 166 gaseros GNL en cartera de pedidos, que suponen un 32% de la flota actual en metros cúbicos y que se entregarán entre 2014 y 2017.

Banchero Costa también destaca la flexibilidad actual del comercio como un hecho positivo. Las importaciones de los Estados Unidos y de Europa siguen disminuyendo drásticamente, liberando cargas que se vuelven a vender por precios más elevados a compradores en Asia y América Latina.

En Europa, los contratos de compra garantizada (take-or-pay) implican que a menudo se entregan las cargas en terminales españolas, para ser inmediatamente re-exportadas a mercados asiáticos o latinoamericanos. "Todo esto es bueno para la demanda en términos de toneladas por milla."

Las perspectivas a largo plazo son especialmente buenas. Estados Unidos se convertirá muy pronto en un exportador neto de GNL, gran parte del cual acabará en mercados como Corea del Sur, en los que el precio es hasta cuatro veces mayor que en EE.UU. Además, actualmente los pedidos de buques de nueva construcción ya se están ralentizando. Se encargaron 24 buques en la primera mitad de 2013, 18 en la segunda mitad y sólo siete en los cuatro primeros meses de 2014.

"Las perspectivas a medio-largo plazo siguen siendo buenas, a pesar de los baches en el corto plazo", concluye el informe. "Éste es claramente un sector con futuro, y podría llegar a ser tan importante como el del carbón".
Publicar un comentario en la entrada