viernes, 31 de agosto de 2012

Buen trabajo

Doce horas de rescate
Salvamento Marítimo remolca hasta Gijón un pesquero vasco que sufrió un fallo de motor a 70 millas de la costa

Doce horas para concluir un largo rescate. Efectivos de Salvamento Marítimo con base en Gijón remolcaron durante la madrugada de ayer hasta el muelle del Rendiello del puerto de El Musel un pesquero de origen vasco que se encontraba a la deriva a 70 millas de Gijón y en el que navegaban cinco tripulantes.

La alarma saltó en la sede gijonesa de Salvamento Marítimo alrededor de las diez de la noche del pasado miércoles. Fue entonces cuando falló el motor del pesquero «Isturiz Anaiak», de 16 metros de eslora, que se encontraba a 70 millas de la costa gijonesa -unos 130 kilómetros. Los responsables de la «Salvamar Rigel» tardaron tres horas en llegar hasta el lugar en el que permanecían los pescadores. Alrededor de la una de la madrugada los encargados del rescate llegaron a la altura del pesquero «Isturiz Anaiak» remolcando entonces la embarcación hasta la costa de Gijón.

La «Salvamar Rigel» atracó en el puerto de El Musel doce horas después de su salida, alrededor de las diez y cuarto de la mañana de ayer. «No fue un rescate complicado pero los pescadores estaban lejos y se hizo algo duro», relataban tras el suceso fuentes de Salvamento Marítimo en conversación con este periódico. Los cinco tripulantes del pesquero se encontraban en buen estado de salud cuando llegaron a Gijón y no precisaron asistencia médica según los portavoces de Salvamento Marítimo.
Publicar un comentario