miércoles, 8 de agosto de 2012

Sin consecuencias

Un barco para el transporte de fuel se rompe a cuarenta millas de Lanzarote
La gabarra, que no llevaba personas ni crudo a bordo, se soltó de su remolcador y se partió por la mitad

La embarcación Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo, rescató el pasado lunes a unas cuarenta millas de Lanzarote una gabarra para el transporte de combustible que se desprendió del remolcador Torel, que lo transportaba, y había quedado a la deriva el domingo sin ninguna persona a bordo. Tampoco llevaba crudo en su interior, indicaron fuentes de Salvamento Marítimo. En el Torel iba enganchado también otro pequeño buque que no se soltó y continuó la navegación.

La gabarra es un tipo de barco chato, de mayores dimensiones que una lancha y es usado, generalmente, en las costas para transporte y cargar y descargar mercancías en los puertos. El oleaje partió por la mitad el dispositivo de navegación cuando se dirigía hacia Nigeria (África) procedente del continente europeo.

Los tripulantes de la Guardamar Talía tardaron más de treinta horas en hacerce con el control de parte del transportador de crudo debido al mal estado de la mar, ya que la otra mitad, más de cincuenta metros, quedó a la deriva y no pudo ser alcanzada.

La estructura de la gabarra que fue controlada por Salvamento Marítimo fue remolcada anteayer hasta el muelle de Los Mármoles, en Arrecife, en espera de que el armador se haga cargo de la misma y sufrage los gastos del traslado y permanencia en Los Mármoles. De lo contrario, no podrá recuperar el navío.Un remolcador que presta sus servicios en la zona portuaria de Arrecife tuvo que intervenir en las labores para atracar el pequeño carguero en Los Mármoles.
Fuente: La provincia
Publicar un comentario