miércoles, 22 de agosto de 2012

Pufos varios

El barco fantasma del Fórum
El PP acusa a Trias de renunciar a la multa de 1,6 millones por el retraso de la instalación de un barco-hotel

Hace cuatro años que el Port-Fórum de Sant Adrià de Besós debía acoger un barco-hotel de lujo con una superficie de 2.940 metros cuadrados y con 250 habitaciones, según el contraro suscrito en 2006 entre la empresa finlandesa Sunburn Oy y el entonces alcalde de Barcelona, Joan Clos. Pero ni rastro. En este contrato se establece que, en caso de demora, la compañía debería abonar una multa que, según el el presidente del Grupo Municipal del Partido PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, alcanza ya los 1,6 millones de euros.

Según Fernández, el contrato que marcaba la llegada a Barcelona del barco-hotel en 2008, se ha ido prorrogando de forma injustificada, dando como última fecha de llegada el Centenario del Titanic, el pasado abril, fecha también incumplida.

El dirigente popular denuncia que "el anterior gobierno municipal hizo prórrogas y actualizaciones injustificadas del contrato para cubrir la demora del barco-hotel y así no multar a la empresa responsable de este proyecto" y se pregunta por qué el actual alcalde, Xavier Trias, no ha cambiado ésta equivocada política de sus antecesores”.

El contrato firmado en 2006 entre la empresa finlandesa Sunburn Oy y Consistorio acordaba que el barco podría estar varado hasta el año 2013 y durante 10 meses anuales en el Puerto del Fórum, para gestionarse como un hotel de lujo. El 20 de marzo de 2008 expiró el plazo para la instalación del buque y, según el PP, el Ayuntamiento ha confirmado que se le había perdonado la multa establecida en el contrato por el retraso en la instalación del buque, equivalente a 4 años de canon 1,6M€ (400.000€ por año), y especificada en el apartado 12.2 del citado contrato. Fuentes municipales aseguraron a ABC que, desde principios de año, la firma finlandesa paga el canon establecido en el contrato.

«Sorprende que se dejen escapar»

Según Alberto Fernández, “sorprende que se dejen escapar 1,6 millones de euros que debería abonar la compañía finlandesa, y que podrían ser destinados a la promoción turística de la ciudad”. Reclama también que “se subsanen las trabas e impedimentos a otros hoteles de Barcelona que promotores estarían interesados en invertir en barrios en los que la presencia de hoteles ofrece más seguridad, comercio, empleo y revitaliza el propio barrio”.

"Es un sin sentido que se hayan dado todas las facilidades del mundo a un barco-fantasma, pero se impiden inversiones definidas y reales de nuevos hoteles en barrios de la ciudad como pueden ser los de Ciutat Vella", afirma el dirigente popular.
Fuente: ABC
Publicar un comentario