sábado, 25 de agosto de 2012

Si corres, más pasta

El Gobierno canario incentivaráa las navieras según su velocidad
Transportes cambia la regulación de los descuentos para residentes y contempla tarifas distintas para barcos convencionales y rápidos

La Dirección General de Transportes del Gobierno canario prevé bonificar a las navieras que operan en el Archipiélago según la rapidez de sus barcos. El Ejecutivo regional tramita el decreto por el que se regula el régimen de bonificaciones al transporte marítimo regular interinsular e intrainsular de residentes en Canarias, que establece dos tipos de tarifas estándar para aplicar el descuento a los pasajeros que viajan entre las Islas. Unas, para las embarcaciones convencionales; y otras, para las rápidas. La bonificación del Gobierno regional, hasta hoy, es del 25% sobre el precio del billete (el Estado subvenciona otro 25%). Con la nueva norma, el descuento a residentes se aplica sobre las tarifas-tipo. Las más altas son las de los servicios que prestan los barcos más veloces.

Desde Transportes se confirmó que el proyecto de decreto está, en la actualidad, siendo evaluado por los servicios jurídicos del Gobierno regional, así como por los departamentos de Economía y Hacienda. La directora general, Rosa Dávila, rehusó hacer declaraciones hasta que el documento sea devuelto para su aprobación final. En fase de información pública ya se han presentado alegaciones contra la distinción entre embarcaciones rápidas y lentas.

Según la nueva regulación, "el porcentaje de bonificación se aplicará a la tarifa estándar" asignada para cada trayecto. Si la compañía cobra un precio superior a ésta, no recibirá una subvención del 25% del mismo: se reducirá a la cuarta parte de la tarifa estándar. Si la compañía cobra más barato el viaje, el 25% de descuento sí se aplica sobre precio final del billete.

El documento establece tarifas estándar para 24 trayectos interinsulares. Los importes fijados para las líneas que cubren las embarcaciones convencionales oscilan entre los diez y los 35 euros. Los de las embarcaciones rápidas llegan hasta un máximo de 68 euros (el asignado al trayecto entre Arrecife y Santa Cruz de La Palma). En 23 de estos trayectos las tarifas rápidas son más elevadas que las de los barcos convencionales.

Transportes reserva para tres de estas líneas una bonificación mayor. Aplicará, por sus "características diferenciadas", un 50% de subvención a los trayectos intrainsulares de La Gomera y las líneas entre Lanzarote-La Graciosa y Tenerife y El Hierro.

En su exposición inicial, el proyecto de decreto justifica la nueva regulación "con el fin de mejorar la eficacia y el control de las bonificaciones" a los viajeros residentes en Canarias, para su "adecuada utilización".

Control

La Dirección General de Transportes también establece en la norma nuevos trámites para controlar la acreditación de las bonificaciones por parte de las navieras. Las compañías seguirán presentando sus solicitudes de reembolso (el pago de lo que le descuentan a los residentes) a un ritmo trimestral.

Pero ya no será necesario que la administración publique una orden departamental para certificar las liquidaciones de estas cantidades, con lo que se aligera el procedimiento. En otros ejercicios se han registrado retrasos en el pago de dichos importes, que rondan los 6,5 millones de euros al año (los que recuperan, en proporciones similares, las compañías Fred Olsen y Naviera Armas).

La norma también impone a las navieras la comprobación periódica de la identidad de los pasajeros, "con su documentación personal". Y la obligación de conservar el resguardo del billete expedido a los residentes, necesario para poder cobrar luego la subvención del Gobierno canario.

Consultada al respecto del proyecto, Naviera Armas confirmó que ha presentado alegaciones contra el mismo, por no estar de acuerdo con la distinción entre tipos de embarcaciones. Fred Olsen no se pronunció sobre el decreto. La dirección general de Transportes aguarda los informes jurídicos y económicos, y eventuales modificaciones al proyecto de decreto, para proceder a su aprobación.
Fuente: La provincia
Publicar un comentario