domingo, 12 de agosto de 2012

Otra de Pemex: empiezan las ofertas

Nodosa oferta dos modelos de remolcadores para hacerse con algún contrato de Pemex
Petróleos Mexicanos quiere conocer los productos y el alcance del trasvase tecnológico de los aspirantes antes de asignar unidades y plazos

La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) quiere conocer, antes de concretar cualquier tipo de encargo, el "catálogo" de remolcadores que pueden ofertar los astilleros gallegos y el alcance del trasvase de tecnología y conocimiento que están dispuestos a aportar para colaboraciones con empresas navales de México. Sobre la mesa están la construcción de siete buques remolcadores en Galicia y otros tantos al otro lado del Atlántico, unos contratos por los que pugnan media docena de astilleros de la comunidad autónoma.

Esta documentación previa, que estará en poder de Pemex a lo largo del mes de agosto, permitirá a la petrolera perfilar el pliego de condiciones del concurso, que en principio pretende resolver antes de que finalice el año. En el último trimestre de 2012 se conocerá a quienes se asignan las unidades, características y plazos de entrega.

Nodosa SL es uno de los aspirantes a hacerse con la construcción de alguno de los remolcadores de Pemex y para ello hará llegar a la compañía un "catálogo" propio con los dos modelos que demandan: remolcadores de puerto y de altura, según confirmaba ayer el gerente del astillero marinense, Rafael Outeiral. "Ahora estamos construyendo uno de altura y en los de puerto tenemos mucha más experiencia" recordaba el gerente.

Se la circunstancia de que, en los últimos tiempos, este astillero marinense ha intensificado su apuesta internacional en el sector de las dragas y los remolcadores, un nicho de mercado que sitúa en los Países Bajos y Escandinavos y en Sudamérica y África Occidental y que, si sale adelante su apuesta, puede extender a Centroamérica.

Seis en disputa

Nodosa, con base en la ría de Pontevedra, disputará los contratos de los remolcadores de Pemex a cuatro astilleros de la ría de Vigo: Cardama, Freire, Metalships y Armón y a uno de la ría de A Coruña: Valiña. Todos ellos harán llegar en este mes sus propuestas a la compañía mexicana.

"Lógicamente aspiramos a hacernos con alguna unidad pero en cualquier caso la construcción de los remolcadores en astilleros gallegos será siempre una buena noticia" apuntaba ayer Rafael Outeiral, en alusión al volumen de trabajo en empresas auxiliares que generan estos proyectos, máxime si se cumplen las pretensiones de Pemex de construir los siete remolcadores gallegos en un plazo de dos años. De acuerdo con las cifras barajadas por la petrolera y el sector, la construcción de los citados remolcadores supondrá una inyección de 310 millones de dólares (247 millones de euros); 2,6 millones de horas de trabajo y ocupación para aproximadamente 2.500 operarios.

Estos datos son los que permiten afirmar a empresarios y administración que, si llegan a buen término, los contratos serán un "balón de oxigeno" para una construcción naval gallega que ha perdido 9.000 empleos directos en los dos últimos años.

Tres pilares

La construcción de los catorce remolcadores (siete en Galicia y siete en México) constituye uno de los pilares del acuerdo marco de promoción económica subscrito antes del verano por el director general de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Además, al amparo de este acuerdo, Pemex pretende contratar en Galicia la construcción de un "flotel" y quimiqueros por el que competirán grandes astilleros como Barreras, Navantia y Vulcano e instalar una base logística para suministrar hidrocarburos a Europa.

Precisamente ayer el director general de la compañía estatal mexicana, Suárez Coppel, firmó en Santiago, ante el presidente de la Xunta, la solicitud de un espacio en el puerto exterior de A Coruña (punta Langosteira) para instalar una base logística que de servicio a Europa.

Entidades financieras y Factoría Naval perfilan el pago de 2,7 millones de deuda pendiente a los proveedores

Con la deuda de sus extrabajadores prácticamente saldada, Factoría Naval y las entidades financieras (Bankia, Novagalicia Banco y Banco Gallego) ultiman el procedimiento de pago del 30% de los avales de la deuda pendiente con los proveedores. Un frente de 300 empresas afectadas por la suspensión de pagos de Factoría Naval del año 2010 a los que el astillero debe todavía 9,2 millones.

En fase de instrumentalización están documentos bancarios por valor de 2,7 millones de euros, ya que los 6,5 millones restantes están avalados (y el pago garantizado) por la Xunta aunque no se harán efectivos hasta la fecha de vencimiento: 30 de diciembre de 2012.

"Poco a poco estamos avanzando en las tramitaciones para cobrar al menos los 2,7 millones y de hecho el próximo lunes tenemos, entre las partes, una nueva reunión técnica para ver como se concretan los pagos" explicaba ayer el portavoz del frente de proveedores y gerente de Nodosa, Rafael Outeiral. "Agosto es un plazo realista para saldar esta primera parte de la deuda" añadía.

Mientras la dirección de Factoría Naval avanza en la puesta a punto de sus cuentas, un comercial contratado por el astillero intenta captar carga de trabajo y recuperar la credibilidad perdida tras dos años de crisis.

De acuerdo con los planes anunciados en su día por la dirección empresarial, y que constan en el plan de reflotamiento del astillero, Factoría intentará reactivarse centrándose en la reparación de buques para lo cual cuenta con la complicidad de las empresas navales de la zona.
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario