sábado, 15 de septiembre de 2012

Malas perspectivas

La CIG vaticina nueva "avalancha" de ERE incluidos astilleros aún con trabajo

La CIG ha advertido hoy de que en los próximos meses se producirá una nueva "avalancha" de expedientes de regulación de empleo (ERE) en el naval, que afectará incluso a los astilleros que aún hoy conservan carga de trabajo, como Freire o Metalships.

De hecho, Freire citó ayer al comité de empresa para fijar para la próxima semana el inicio de las negociaciones sobre un ERE que, según Emilio Pérez, representante de la CIG en este astillero, afectará a toda la plantilla, compuesta por 64 trabajadores.

Pérez ha explicado en rueda de prensa que aun en el caso de que el astillero de la avenida de Beiramar cierre nuevos contratos, habrá un ERE porque hasta que se empiece a construir un barco transcurre un periodo mínimo de entre cuatro y cinco meses.

Freire trabaja en estos momentos en un buque oceanográfico para Inglaterra cuya entrega está prevista para julio de 2013, aunque la actividad en el astillero vigués acabará en diciembre o en enero del próximo año, según el representante del sindicato nacionalista.

Jorge Rodríguez, del comité de Vulcano, ha avanzado que probablemente la próxima semana se aprobará un nuevo ERE rotativo entre toda la plantilla -120 trabajadores- hasta marzo de 2013, a la espera de poder cerrar algún encargo.

En este sentido, ha apuntado que dos de los buques de Astilleros de Sevilla a los que optaba para completar su construcción han sido adjudicados a una empresa de Sestao, y que Vulcano, que salió del concurso de acreedores hace seis meses, aún aspira a un ferry de la misma compañía.

César Rodríguez, portavoz del naval de la CIG, ha apuntado que Metalships está acabando su último barco y que aunque la entrega está prevista para 2013 ya se está produciendo una "salida masiva" de trabajadores, y ha añadido que pese a que negocia un nuevo contrato "no se sabe cuándo podría comenzar".

Más allá de los casos particulares, César Rodríguez ha subrayado que incluso en el caso de que los astilleros consigan carga de trabajo no se traducirá en actividad hasta dentro de seis meses, y ha recalcado que sin el sistema de bonificaciones fiscales, el conocido tax-lease, y sin financiación, el naval "no va a aguantar".

En este sentido, Manel López, del comité de Barreras, que acaba de salir del concurso de acreedores, ha mostrado su preocupación porque la "labor comercial importante" que está realizando la empresa para conseguir pedidos no tenga recompensa habida cuenta de que el mercado "está difícil" por esos dos condicionantes.

"Estamos en el límite de los límites", ha proclamado el portavoz del naval de la CIG, quien ha exigido de las administraciones "una apuesta clara" por el naval, ya que de lo contrario, ha dicho, "se venderá a Europa, como ha pasado con otros sectores".

Ahora que se avecina la campaña electoral en Galicia, César Rodríguez espera "una multitud de anuncios", pero ha recordado que ya son "muchos" los "plazos incumplidos", por lo que ha demandado "soluciones reales e inmediatas" ante la "competencia desleal" que sufre España en el mercado comunitario por no tener tax-lease.

Al partido o partidos que gobiernen a partir de la cita del 21-O les ha pedido "que tengan en cuenta" la posibilidad de habilitar "un Pymar gallego" para avalar las construcciones navales en la comunidad autónoma, o hacerlo a través del Igape.

Rodríguez también ha criticado "que se hable de nuevas contrataciones" por parte de Pemex cuando por el momento "no se sabe nada" de los catorce remolcadores que, en todo caso, "no supondrían la salvación del sector".

Cree que "el interés" de la petrolera mexicana era "entrar en Punta Langosteira" como base operativa en Europa y que "jugó con esa historia" para prometer más encargos como los buques químicos que cree se acabarán construyendo en Corea.
Fuente: Finanzas.com
Publicar un comentario