viernes, 14 de septiembre de 2012

No es lo mismo

La industria naval china dice a los bancos que no todos los astilleros son iguales...

Una federación industrial pide a los financistas que hagan evaluaciones de riesgo individuales.

La Asociación China de la Industria de Construcciones Navales (CANSI, por su sigla en inglés), ha pedido a los bancos que efectúen sus evaluaciones para prestar dinero a los astilleros caso por caso, en lugar de “ponerlos a todos en la misma bolsa”, cortando la liquidez de la totalidad de la industria.

De acuerdo con CANSI, que es la mayor federación de la industria naval del país, los astilleros necesita el apoyo de los financistas para capear el temporal de la recesión.

“La construcción naval es una actividad cíclica, y la actual recesión seguirá por algún tiempo. No creo que las cosas vayan a mejorar en el segundo semestre de este año”, sostuvo el director de CANSI, Zhang Guangqin en declaraciones a la agencia de noticias Xinhua.

“Pero los bancos chinos no deberían amontonar a todos los astilleros en el mismo paquete. Los grandes astilleros como los estatales de Dalian y Shanghai, así como Rongsheng Heavy Industries y Yangzijiang Shipbuilding, todavía conservan su fortaleza subyacente”, afirmó Zhang.

Las declaraciones surgen en momentos en que muchos astilleros chinos enfrentan reducciones de sus reservas líquidas como consecuencia de la limitación de la demanda de construcción, estrechamiento de márgenes de ganancia, cancelaciones y demoras de las órdenes de construcción y menores pagos iniciales en los nuevos contratos.

Los rumores de que Rongsheng tiene serias dificultades de liquidez, a partir de que sus reservas en efectivo cayeran más del 20% en el período enero-junio persisten, a pesar de que este astillero privado – el mayor del país-, ha negado que le falte capital de trabajo.

De acuerdo con las propias estimaciones de CANSI, en el primer semestre de 2012 fueron cancelados 41 barcos con un porte total de alrededor de 2,6millones de tpb, lo que equivale aproximadamente al 130% de las cancelaciones registradas en todo el 2011. Las órdenes de nuevas construcciones ganadas por astilleros chinos se derrumbaron un 50.7% respecto del año anterior. En el primer semestre sumaron 11,6 millones de tpb.

Todavía hay esperanza

Con todo, Zhang dijo que los integrantes de la industria no están en pánico, pues todavía existen elementos rescatables.

“Los precios de algunos tipos de construcciones ya están por debajo de los costos, lo que sugiere que el mercado está cerca de su piso. Y el sector offshore todavía está activo, lo que permite a los astilleros mejorar su gama de productos, mientras su propio nicho de negocios se mantenga aletargado”, explicó.

Y si bien la capacidad de construcción china excede efectivamente la demanda de barcos, para Zhang la sobrecapacidad no es tan grave como muchos sienten.

“Muchos astilleros medianos y chicos no reciben órdenes de construcción desde 2009 y han parado su producción. Además, muchas de las plantas habilitadas después de ese año, nunca empezaron a construir”, agregó el ejecutivo.

“La capacidad de construcción naval china es de alrededor de 70 millones de tpb. Pero los astilleros principales todavía tienen carteras de construcción por más de 100 millones de tpb, de modo que por lo menos pueden operar este año y el próximo”.

Los bancos no se dan por aludidos

El reclamo de CANSI a los prestamistas podría ser prematuro. Funcionarios del Banco de China y de Eximbank, dos de los financistas top de construcción de barcos en el país, dijeron a Lloyd’s List que ellos hacen evaluaciones individuales para cada cliente y que no discriminan contra la industria naval en su conjunto.

“Es comprensible que los jugadores más chicos tengan más problemas para obtener préstamos en medio de las dificultades por las que atraviesa la industria”, afirmó uno de los funcionarios.

“Pero la práctica general en manejo de riesgo no ha cambiado mucho. Nosotros evaluamos los riesgos del crédito con nuestras propias estimaciones y la de terceras instituciones, sobre una base individual”, concluyeron los banqueros.
Fuente: Nuestro Mar
Publicar un comentario