jueves, 6 de septiembre de 2012

Siempre otros

Soria culpa a Bruselas del retraso en la aprobación del tax lease
La UE tendrá que responder antes del 11 de octubre si valida el nuevo plan tributario de financiación

El Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha dicho hoy en el Congreso que el plazo para la resolución del expediente de la tax lease se ha alargado hasta el 10 de octubre, retraso que atribuye a las reiteradas negativas de la Comisión Europea a las propuestas que presenta España. El Gobierno asegura que mantiene reuniones, incluida una ayer mismo, para establecer un nuevo sistema de tributación que permitiría a los buques empezar a construir ya sin tener que devolver el dinero cobrado en las ayudas europeas.

El ministro compareció en el Congreso a petición del grupo parlamentario mixto en la comisión de Industria, Energía y Turismo para explicar a qué se debe el «enorme retraso» por parte de la Comisión de la Competencia de la Unión Europea en resolver el expediente abierto al Estado español con motivo de las bonificaciones fiscales (Tax lease) al sector naval privado como los astilleros situados en la ría de Vigo.

Soria explicó que el 1 de agosto, cuando vencía el plazo para la resolución, la Comisión Europea pidió una aclaración sobre las alegaciones presentadas por España y su nuevo plan. La contestación la entregó el 10 de agosto y, por ello, el plazo se ha alargado otros dos meses, hasta el 10 de octubre.

La idea que propone el ministro es que Bruselas apruebe un nuevo sistema de financiación para la construcción de barcos, al estilo del sistema que siguen Francia o el de otros países europeos, y que no conlleve la devolución de las ayudas.

Soria insistió en que el Gobierno quiere reactivar la construccion de buques y pretende evitar la devolucion de ayudas por incompatibilidad del sector naval con la tax lease. La otra vía es la negociación con la UE de un sistema de contratación con igualdad de condiciones que otros competidores europeos. El nuevo sistema «no es distinto, ni privilegiado» sino que permitiría que España dispusiese de un sistema similar a los demás para construir buques.

Por otra parte, el Gobierno recordó que hace tiempo que presentó las alegaciones por las bonificaciones fiscales a los astilleros en base a la confianza, la legitimidad y la defensa del sector y celebró varias veces reuniones de trabajo para buscar un cierre satisfactorio del expediente. "El nuevo sistema será para el futuro", dijo.

Las negociaciones se mantuvieron con el vicepresidente de la comisión, Joaquín Almunia, y llegaron a un acuerdo que consistiría en adaptar al régimen tributario español el sistema francés de financiamiento de construcción de buques. Pero tras las reitaradas negativas de la Comisión a aceptar ese sistema, el Gobierno ha presentado a la UE un sistema alternativo, que consiste en un sistema notificado de regimen tributario que "no es nuevo" pues se basa en el régimen de tonelaje del 2001 de la UE.

Había un plazo de dos meses para la aprobación del cambio de sistema, plazo que finalizaba el 1 de agosto, pero resulta que, según reveló Soria, el Gobierno recibió una comunicacion de UE con una solicitud de aclaración sobre ese plan alternativo. El gobierno remitió una respuesta el 10 de agosto a la comisión, por lo que resta ahora un mes y medio de plazo para obtener o no la aprobación.

El 4 de septiembre, ayer, los técnicos tuvieron la ultima reunion con la Comisión en busca de una autorización final para el nuevo sistema sin devolucion de ayudas y «esperamos que nuestro sector pueda empezar a construir barcos». «El Gobierno no quiere un sistema de privilegio, lo unico que quiere es que se pueda armar barcos con financion similar a otros paises europeos», aseguró Soria.

Réplica del BNG y el grupo vasco

Maria Olaia Fernández, del BNG, replicó que el Gobierno no ha trabajado con celeridad en resolver el problema de los astilleros que llevan meses sin poder contratar. Dice que «no hay prioridad» y que lleva la gestión «con desinterés» por un sector que representa el 5,7% del PIB de Galicia. Fernández sostiene que la «ineficacia» del Gobierno lleva a que «tantos meses después, el asunto esté sin resorver». Recordó que en marzo, el Gobierno reconoció la importancia y compromiso y prioridad en este asunto pero el 22 de mayo, la diputada Miranda se reunió con el comisario europeo Almunia, donde salió a la luz que el gobierno aún no había presentado ninguna propuesta. Al final, la solución consistión en una modificación del régimen fiscal que no requería la aprobación de la comisión de la tax lease, por lo que se acordó un plazo de dos meses para la respuesta. El 1 de agosto, recordó Olaia Fernández, la comisión reclamó al gobierno información sobre esa propuesta, pero hoy se ha enterado de que aún ayer se reunieron técnicos de Hacienda e Industria con Competencia, para hablar sobre el tema.

Para la portavoz nacionalista, el Gobierno presentó su propuesta a «machamartillo e incompleta», por lo que la UE no podía darle su beneplácito. Y esa es la prueba de que necesitan más reuniones. «Están mareando la perdiz, en un sector con 6.000 parados o en ERE porque los astilleros no pueden contratar mientras el resto de Europa sí lo hace. Parece que trabajan más para los astilleros europeos que en romper ese bloqueo que tienen aquí». Por ello, reclamó «eficacia y celeridad». Añadió que «no es una cuestión baladí sino que deben hacer reales decretos, no para aumentar la recesión, sino para facilitar las contrataciones de barcos». Insistió en que el Gobierno debe trabajar con «celeridad» pero hasta ahora solo manifiesta «ineficia, despreocuapción y desinterés por el sector».

Azpiazu, en nombre del grupo parlamentario vasco, también mostró su «preocupación» por el retraso en la resolución del tax lease. Este pidió a Soria que confirme si antes del 11 de octubre habrá una solución al sector. El grupo vasco tiene «interés en conocer la verdad de este asunto», importante para los astilleros vascos y le sorprende que hubiese dicho que había un acuerdo con Bruselas para adaptar el modelo francés de financiación y que luego fuese rechazado, lo que hace sospechar que es una estrategia para hacer tiempo.

Réplica del PP

Un diputado popular de la Comisión de Industria felicitó al Gobierno por su actuación en las negociaciones del tax lease y vertió sospechas sobre la gestión de Almunia. Este recordó que Holanda "hizo un daño" terrible a los astilleros españoles pero que, como dijo el ministro, ahora buscan una solución "de la mano de Almunia". Recordó que iban a hacer esa línea similar a la de Francia, pero no se apróbó después de dos meses, por lo que buscaron una nueva alternativa y el último día la UE pidió observaciones para que la Comisión Europea les diga "lo que debemos hacer". Al grupo popular le causa sorpresa que "no se acepte por parte de la UE la solución que ya habíamos acordado, pero el Gobierno sigue trabajando y haciendo alegaciones para que los astilleros sean competentes", dijo el representante popular, por lo que felicitó al Gobierno.

En su intervención de respuesta, Soria recordó que fue Almunia el que les dijo que optasen por el modelo francés pero que luego la comisión lo rechazó y tuvieron que diseñar otro sistema alternativo general en un tiempo récord, a lo que siguió la reunión de ayer. "No hemos perdido ni un minuto", dijo y recordó que hay empresas petroleras pendientes de la aprobación del tax lease para contratar la construcción de barcos a los astilleros gallegos. Rechazó la crítica del BNG pues no pueden dictar por Real Decreto una solución a un tema que es de la UE.
Publicar un comentario