miércoles, 2 de abril de 2014

Barcos y helados salvados

Naviera Armas y Kalise refinancian sus deudas y evitan el rescate bancario
Las dos empresas canarias cierran con las entidades nuevos planes de pago

Naviera Armas y Kalise podrán seguir caminando por sí solas, sin rescate bancario. La primera de las empresas afirmó ayer estar al corriente de pago, merced, entre otras cuestiones, al acuerdo alcanzado hace un año, precisamente con las entidades financieras, para afrontar a largo plazo la deuda. Por su parte, Kalise está próxima a lograr un pacto de la misma naturaleza.

Estas dos sociedades, junto a Freiremar, fueron incluidas ayer por el diario Expansión en un grupo de cinco empresas de toda España a las que los bancos habrían elegido para poner en marcha la experiencia piloto que debe desembocar en un fondo de rescate bancario para el sector privado en los próximos meses.

Al calor de la reforma de la ley concursal promovida por el Gobierno central, se trata de evitar la asfixia a las empresas que, aun presentando una realidad operativa saneada, padezcan un alto nivel de apalancamiento, con lo que solo atender el pago de la deuda les puede suponer la quiebra.

Es el caso de Freiremar, actualmente inmersa en un procedimiento concursal y que justificó el expediente de regulación de empleo (ERE) del pasado año precisamente en los 114 millones de euros que adeudaba a los bancos. El 74% de dicha cantidad debía devolverlo antes de acabar 2013, por lo que inició una negociación que no cristalizó. El resultado fueron 322 despidos, 40 de ellos en las Islas.

Sin embargo, la banca ahora se muestra dispuesta a sentarse para renegociar con la pesquera. No es una contradicción, sino que algo ha cambiado. El Banco de España permitirá a las entidades liberar provisiones en la medida en que estas diseñen planes de saneamiento para la deuda. Es decir, dejará de considerar de alto riesgo los créditos que cuenten con el paraguas de un plan de pagos alumbrado por el sector financiero, lo que evitará a los bancos destinar importantes cantidades para prever moras o impagos. No es la única fórmula que se baraja. Precisamente dar con la clave es uno de los objetivos de esta experiencia piloto. Otra solución podría ser convertir directamente la deuda en capital.

En el grupo de cinco citado por el rotativo económico se incluían también Cegasa y Ros Casares. Sin embargo, los bancos (BBVA, Santander, Sabadell, Caixabank, Popular y Bankia) deberán comenzar por buscar otros candidatos ante el descuelgue a las primeras de cambio de Kalise y Naviera Armas.

La heladera ha firmado recientemente importantes contratos. "Se han pasado apuros, pero la sociedad está consolidando su recuperación", señalaron ayer fuentes de la empresa. Hace un año despidió a 146 empleados en toda España, 63 de ellos en Canarias, mediante un ERE. Sus ventas descendieron de los 1.025 millones de euros de 2006 hasta los 935 millones en 2011. En este mismo año, la deuda a corto plazo sumaba 31,6 millones de euros, mientras que a largo sumaba otros 30,4 millones. Sin embargo, antes de terminar el mes, culminará un proceso de refinanciación "que va a dar margen de maniobra" a la compañía.

Esa renegociación con los bancos la terminó hace un año Naviera Armas. Además, también en 2013, el Gobierno de Canarias se puso al día con la compañía transportista por vía marítima a la que llegó a adeudar más de 10 millones de euros por el impago de los contratos para la prestación de diversas rutas. 
Publicar un comentario en la entrada