miércoles, 16 de abril de 2014

x2

El Supremo duplica las penas para los secuestradores del buque militar ‘Patiño’
Condenan a 82 años a seis piratas que en enero de 2012 intentaron abordar el buque de la Armada

El Tribunal Supremo ha doblado las penas a los seis piratas somalíes que asaltaron el buque de la Armada Patiño el pasado 12 de enero de 2012, con lo que eleva a 82 años y seis meses el total de las condenas. Los seis condenados abordaron, por error, el buque de aprovisionamiento para el combate, de bandera española y bajo mando de la Fuerza Naval Europea (Eunavfor) que lucha contra la piratería en el Índico. Tras ser detenidos, confesaron su delito.

La sentencia de la Sala de lo Penal condena a cada uno de ellos a 10 años y 1 día por un delito de piratería consumado, muy por encima de las penas de entre ocho y 12 años que marcó la Audiencia Nacional, que consideró la comisión de un delito de piratería pero en grado de tentativa.

Según la sentencia, los piratas consumaron el delito de piratería “armados y con una escala preparada para el abordaje” y causaron daños en el buque realizando varios disparos de fusil contra la popa y la chimenea. El Supremo no comparte el criterio de la Audiencia Nacional, que señaló que el delito de piratería exige la consumación de la sustracción del buque o que este quede inservible. La sentencia, dada a conocer este lunes, aprecia que basta con el atentado violento contra la tripulación del barco y que “independientemente de que los disparos estuvieran dirigidos contra la tripulación, se atentó contra ellos pues se les agredió violentamente disparando hacia la cubierta, lugar de vigilancia, paso y presencia de la tripulación”, según señala el fallo.

Los seis piratas se aproximaron a las 3.30 de la madrugada al buque de guerra al confundirlo con un carguero cuando este se encontraba a unas 50 millas de Mogadiscio, la capital somalí. En El Patiño viajaban 218 militares en misión de abastecimiento a los buques dedicados a la persecución de la piratería dentro de la Operación Atalanta.

Los infantes de Marina realizaron disparos de advertencia para que se alejaran, pero los asaltantes respondieron desde su esquife con sus fusiles AK-47 y al menos seis proyectiles impactaron en el casco del barco. Ante la agresión, los militares españoles replicaron con fuego de ametralladora hiriendo a tres de ellos y causando la muerte de otro. Tras el intercambio de disparos, que no se prolongó más de dos minutos, el esquife se dio a la fuga. Poco después, al perderle de vista, se ordenó “zafarrancho de vuelo” para localizar la embarcación. El helicóptero del Patiño salió tras su barca y logró detenerlos.

Los seis piratas, hombres de edades comprendidas entre los 33 y los 25 años, confesaron en sus declaraciones que atacaron al buque español por error, al confundirlo con un mercante. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco aceptó la competencia del caso y acordó su prisión tras comprobar que era imposible enviarlos a Kenia ya que el Tribunal Supremo de ese país había rechazado la entrega de más piratas detenidos por la Eunavfor.

El magistrado español les achacó inicialmente piratería, depósito de armas, daños y atentado a la autoridad. Finalmente, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a uno de los piratas por pertenencia a banda criminal y al resto por delitos de piratería y tenencia de armas de guerra. El Supremo confirma las condenas por el delito de tenencia de armas y explosivos y la absolución a todos, a excepción de uno de los imputados, por el delito de pertenencia a organización criminal.
Publicar un comentario en la entrada