jueves, 24 de abril de 2014

Consumado

Hapag-Lloyd y CSAV se fusionan y serán la cuarta empresa naviera del mundo
Tras la operación, se modifica la estructura accionarial de Hapag-Lloyd, en la que CSAV tendrá una participación del 30 %, y se llevará a cabo una ampliación de capital de 370 millones de euros, en la que CSAV participarán con 259 millones de euros por lo que al final su participación será del 34 %.

La compañía alemana de transporte marítimo por contenedor Hapag-Lloyd y su competidor chileno Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) se han fusionado para convertirse en la cuarta empresa más grande en el sector.

Hapag-Lloyd informó hoy de que ambas compañías firmaron ayer un contrato vinculante en Hamburgo, donde estará la sede de la nueva compañía.

La compañía Hapag-Lloyd, en la que la ciudad alemana tiene una participación del 37 % mediante una sociedad de participaciones, abrirá una central regional en Chile para las actividades en Latinoamérica.

La nueva empresa conjunta, que será la cuarta mundial en el sector de transporte marítimo por contenedor, tendrá una facturación de 8.700 millones de euros (12.000 millones de dólares).

Tras la operación, se modifica la estructura accionarial de Hapag-Lloyd, en la que CSAV tendrá una participación del 30 %, y se llevará a cabo una ampliación de capital de 370 millones de euros, en la que CSAV participarán con 259 millones de euros por lo que al final su participación será del 34 %.

El resto de accionistas, la empresa de logística Klaus-Michael Kühne, la ciudad de Hamburgo y el consorcio turístico TUI, tendrá un 66 %.

También está prevista una nueva ampliación de capital por otros 370 millones de euros mediante una salida a bolsa. Tanto Hapag-Lloyd como CSAV sufrieron pérdidas en 2013, 97,4 millones de euros y 169 millones de dólares respectivamente.

El mayor accionista de CSAV es el Holding Quiñenco, de la familia chilena Luksic, que opera en la industria de alimentos, en el sector financiero y en el transporte marítimo.

La fusión de Hapag-Lloyd y CSAV todavía debe ser aprobada por las autoridades de la competencia y está condicionada a que no más de un 5 % de los accionistas minoritarios de CSAV ejerzan su derecho de retirada. 
Publicar un comentario en la entrada