miércoles, 30 de abril de 2014

Posible avance

Una bacteria que se alimenta de gas natural podría ayudar contra vertidos

Un tipo de bacteria que se alimenta de gases naturales podría contribuir a luchar contra vertidos como el de BP en el Golfo de México en 2010 y podría limitar el calentamiento global, dijo el lunes un informe científico.

El estudio identificó una variedad de microbio capaz de desarrollarse con metano, un poderoso gas invernadero, y propano. Ambos se hallan en el gas natural sin refinar y antes los científicos pensaban que la bacteria sólo podía desarrollarse con uno o el otro.

Al consumir tanto el metano como el propano, la bacteria no permite que los gases lleguen a la atmósfera, dijo la británica University of East Anglia sobre el informe escrito por dos de sus científicos en la revista Nature.

Esto significa que los microbios "podrían ayudar a mitigar los efectos de la liberación de gases invernadero a la atmósfera, tanto de filtraciones de gas natural al medio ambiente como del gas que se desprende de actividades humanas como la fracturación hidráulica y los derrames de petróleo", dijo el informe.

La versátil dieta de la bacteria, methylocella silvestris, podría ser un aliado microbiano en la absorción de contaminación y gases invernadero que según un panel de científicos de la ONU son probablemente la principal causa del calentamiento global desde 1950.

Hallada por primera vez en el norte de Europa, la bacteria también se detectó después del derrame de BP en el Golfo de México en 2010, el peor desastre costero de Estados Unidos, dijo el estudio.
Publicar un comentario en la entrada