viernes, 4 de abril de 2014

Quien no se consuela...

La CE celebra avance de terminal de gas en Estonia para reducir dependencia

La Comisión Europea (CE) destacó hoy la contribución que representará para la seguridad del suministro energético la terminal de gas natural licuado (GNL) de Estonia y el gasoducto para conectar este país con Finlandia.

"Celebramos el trabajo en curso de la terminal de GNL y el gasoducto 'Balticconnector' entre Estonia y Finlandia, que supondrá una contribución importante a la seguridad energética de toda la región del mar Báltico", señaló el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, tras reunirse en Bruselas con el recién nombrado primer ministro estonio, Taavi Rõivas.

La fuerte dependencia energética que la UE tiene de Rusia ha sido una de las cuestiones que se ha puesto de relieve a raíz de la crisis de Ucrania y la anexión rusa de Crimea.

La UE compra a Moscú el 30 % del gas que importa y la mayor parte de ese suministro llega a territorio comunitario a través de Ucrania.

La situación de Estonia, Letonia y Lituania, considerados tradicionalmente como una "isla energética", resulta especialmente preocupante porque su dependencia de Rusia es casi del 100 %, según fuentes de la UE.

"He reiterado el apoyo de la CE a Estonia en la diversificación de sus fuentes de suministro en línea con la estrategia global de diversificación de la UE", añadió Durao Barroso.

El político portugués aseguró que la CE y Estonia están de acuerdo en la importancia de la integración del país en el sistema energético interno de la UE y en el mercado energético.

Avanzar en la construcción de una terminal para devolver a estado gaseoso el gas licuado que llega a Estonia resulta además especialmente interesante tras la oferta de EEUU de facilitar las exportaciones de este hidrocarburo en el marco del acuerdo comercial bilateral que negocia con la UE y con el fin de reducir la dependencia energética de Rusia.

La UE sólo cuenta de momento con 22 de estas terminales de GNL, según datos de la CE.

Barroso y Rõivas se reunieron justo antes del décimo aniversario de la adhesión de Estonia a la UE.

El jefe del Ejecutivo comunitario felicitó al país por los avances logrados en la última década y le animó a seguir adelante con las reformas estructurales y económicas.
Publicar un comentario en la entrada