lunes, 7 de abril de 2014

Cualquiera se mete...

Egipto achaca su crisis energética a la falta de inversiones

El ministro egipcio de Comercio e Industria, Munir Fajri Abdel Nur, culpó hoy de la galopante crisis energética que sufre su país a la falta de inversiones en el sector, aunque dibujó un panorama esperanzador para la economía egipcia.

En un encuentro con corresponsales extranjeros, Abdel Nur reconoció que la "severa contracción energética" en Egipto acarrea la imposibilidad de crecer y de crear puestos de trabajo, por lo que defendió la polémica introducción del carbón en el mix energético.

"Hay elementos potencialmente negativos en el uso del carbón, pero el desempleo puede ser mucho más peligroso social y políticamente que la polución ambiental", defendió, al tiempo que aseguró que se aplicará una estricta normativa de control.

Según el titular de Industria del Ejecutivo provisional egipcio, la ausencia de inversiones extranjeras en el gas y el petróleo en los últimos cuatro años ha propiciado esta crisis, debido a la falta de incentivos que tienen las compañías internacionales y a los contratos gasísticos, "que no reflejan los precios verdaderos".

En este sentido, adelantó que el Ministerio de Petróleo está "rediseñando" los acuerdos de concesión para que reflejen los precios reales del gas.

En los últimos meses, Egipto afronta contenciosos como la solicitud de arbitraje internacional presentada por la compañía Unión Fenosa Gas, participada al cincuenta por ciento por la española Gas Natural y la italiana Eni, por la situación de la planta de licuefacción de gas de Damietta, paralizada desde mediados de 2012.

Abdel Nur dijo que su país está revisando su mix energético para introducir las renovables y diversificar la dependencia del gas -que aporta el 96% del total-, aunque admitió que todavía pasarán cinco o seis meses hasta que se pueda utilizar el carbón, por lo que hasta entonces se va a recurrir a la importación de gas.

"Los subsidios (al consumo energético) van a ser revisados tarde o temprano; será la única forma de conseguir que se reduzca el consumo", apuntó el ministro, antes de vaticinar que "el verano será todavía duro en cuanto a los cortes de electricidad".

Pese a estas inciertas predicciones, ofreció una batería de datos con la que quiso demostrar la "creciente confianza" de los inversores internacionales, además del espaldarazo que aseguró haber recibido en una reciente gira por las capitales europeas.

"Estamos seguros de que los inversores están comenzando a volver, aunque nos queda mucho trabajo, como establecer un marco legal apropiado", dijo.

Dentro de estos esfuerzos, Abdel Nur adelantó la próxima aprobación de una ley que anulará la posibilidad de que terceras partes puedan recurrir ante la Justicia los contratos del Estado con particulares.

Desde la caída del régimen de Hosni Mubarak, en febrero de 2011, los tribunales egipcios han emitido varias órdenes de renacionalización de empresas cuya privatización bajo Mubarak fue recurrida por activistas o abogados.

De acuerdo con los datos aportados por el ministro, el número de compañías creadas el pasado mes de marzo (855) es el mayor desde hace nueve años.

Entre las inversiones firmadas en las últimos semanas, Abdel Nur destacó un acuerdo por valor de 1.700 millones de dólares suscrito entre la italiana Maire Tecnimont y la egipcia Carbon Holdings, así como nuevos programas de inversión de Coca Cola o Carrefour.

Además, la devaluación de la libra egipcia ha favorecido que se reduzca el déficit comercial, que ha pasado de 18.500 millones de dólares en el primer semestre de 2013 a 15.400 millones en el segundo, aupado por la actuación de los sectores industrial y agropecuario.

Abdel Nur también destacó que, pese a la crisis que sufre el sector, las inversiones en turismo no se han detenido, principalmente en establecimientos hoteleros del Mar Rojo a cargo de empresarios emiratíes, si bien reconoció que los turistas solo regresarán a El Cairo "cuando se restablezca la seguridad".
Publicar un comentario en la entrada