viernes, 9 de mayo de 2014

Buena noticia

La Naval de Sestao cierra el contrato de un ferry para la naviera holandesa TESO
El astillero vasco construirá un buque de 135 metros de eslora con propulsión mixta gas-diésel para 1.750 pasajeros

El astillero vasco de La Naval-CNN ha empezado a ver la luz tras cerrar el contrato para construir un buque para el armador holandés TESO. El nuevo buque asegura carga de trabajo para las instalaciones del astillero de Sestao durante dos años pues supone, según fuentes de la empresa, la realización de unas 600.000 horas de trabajo. Al mismo tiempo la industria auxiliar vasca también verá aliviada su complicada situación por la escasez de pedidos pues La Naval ya no tenía trabajo tras la entrega del último buque para el armador chipriota EDT, el EDT Hercules, el pasado mes de marzo tras ser botado en julio de 2013.

La compañía holandesa Royal N.V. Texels Eigen Stoomboot Onderneming (TESO) ubicada en la isla de Texel, al norte de Holanda, ha adjudicado a La Naval la construcción de un ferry de última generación destinado al transporte de pasajeros y vehículos con capacidad para trasladar hasta 1.750 personas y 350 coches.

El ferry, cuyo nombre será Texelstroom, tendrá unas dimensiones de 135 metros de eslora y 28 metros de manga e incorporará la mayoría de las últimas tecnologías, en especial las que hacen referencia a minimizar el impacto medioambiental.

Así, el barco que construirá La Naval destaca por ser propulsado por una motorización mixta diésel-gas, -la naviera TESO fue pionera en introducir esta tecnología en los ferrys en 2006-, y contará con la ayuda de baterías eléctricas para el suministro adicional de energía en las operaciones de entrada y salida en los puertos de embarque evitando la concentración de gases en los espacios portuarios. Contará con 700 metros cuadrados de paneles solares que le permitirán mayor independencia energética.

El nuevo buque, según fuentes de La Naval, está diseñado para realizar la operativa de estiba y desestiba con la mayor rapidez incluyendo las maniobras de aproximación. Para facilitar todo ello, se ha realizado un diseño simétrico del barco, de iguales características en los dos extremos, permitiendo el movimiento lineal sin necesidad de virar para poner proa hacia uno u otro destino, duplicando tanto la cámara de máquinas como el puente de mando del ferry. Ello, lógicamente, encarece el coste del barco en relación a otros ferrys tradicionales con proa y popa definidas y un solo puente. La Naval de Sestao tendrá que realizar también un trabajo adicional con los acabados de los interiores del barco, destinado al transporte de personas, dados los especiales requerimientos del armador holandés.

dura competencia

El astillero de Sestao, de Construcciones Navales del Norte (CNN), -sociedad participada, entre otros por Murueta e Ingeteam-, ha logrado la adjudicación final en dura competencia con otros astilleros europeos, imponiéndose la solvencia técnica y comercial de la oferta de La Naval, con experiencia en la motorización con gas, una vez asegurada la financiación de la construcción.

La naviera holandesa TESO lleva realizando el servicio de conexión marítima de transporte entre el puerto de Den Helder, en el norte de los Países Bajos, y la pequeña isla de Texel, de veinte kilómetros de largo por ocho de ancho y unos 14.000 habitantes, desde 1907. Hasta ahora a lo largo de su historia ha utilizado catorce barcos.

Hoy día el buque insignia de TESO, el Dokter Wagemaker, que entró en servicio en 2006, tiene una capacidad de transporte de 300 automóviles. Como repuesto la naviera utiliza otro barco, el Schulpengat, que será sustituido en 2016 por el de La Naval.

El anuncio del contrato coincidió con el inicio de una nueva serie de movilizaciones en demanda de carga de trabajo por los trabajadores del astillero de Sestao que ayer mismo se concentraron ante la sede de la SPRI en Bilbao pues, según el presidente del comité de La Naval, Pedro González, "llevamos cuatro meses en los que se nos dice que la firma de un barco es inminente" . González explicó, antes de conocerse la noticia, que la dirección les había transmitido que hay varios buques en negociación.

El nuevo pedido, el mayor que ha operado TESO en su historia, podrá evitar que la plantilla de La Naval, sujeta a un ERE temporal, el octavo, que afecta a 150 de los 250 trabajadores directos de la empresa, se vea afectada por un noveno ERE en junio.

La Naval era el único astillero vasco que no había conseguido ningún contrato nuevo desde que se reabrió el mercado para los astilleros españoles tras la suspensión por la Comisión Europea del anterior sistema de financiación o tax lease.
Publicar un comentario en la entrada