jueves, 22 de mayo de 2014

Empieza una nueva era

El astillero ferrolano de Navantia vuelve hoy a cortar chapa
Se trata del inicio de la construcción del flotel contratado por la petrolera mexicana Pemex, un encargo que supone un millón de horas de trabajo

En dique seco desde el pasado mes de diciembre. Pero hoy cambiará la rutina del astillero ferrolano de Navantia. Y es que sus trabajadores inician la construcción del flotel contratado por la petrolera mexicana Pemex con el corte de la primera chapa del buque. Un encargo que se prevé que esté finalizado en 29 meses tras un millón de horas de trabajo.

La construcción del flotel, según los datos aportados por Navantia, supone un millón de horas de trabajo, además de 130.000 de ingeniería. Se trata de un barco de alojamiento del personal que trabaja en las plataformas petrolíferas, diseñado para albergar a 700 personas. El flotel tiene una eslora de 131,2 metros, una manga de 27 y un peso muerto de 7.000 toneladas.

El flotel y otro buque similar que será construido en el astillero de Hijos de J. Barreras de Vigo fueron adjudicados el 29 de enero de este año por Pemex, tras cinco aplazamientos en el proceso de adjudicación. La firma del contrato se produjo el 17 de febrero, 20 meses después de que se anunciase la construcción de los floteles, el 19 de septiembre de 201.

Continúan las protestas

Los sindicatos del Comité de Empresa de Navantia cifran en 500 los operarios que tendrán ocupación en el momento álgido de construcción del flotel, y en torno a 400 durante el resto del proceso. La plantilla total del astillero en Ferrol y Fene es de 2.300 operarios. Por ello, los trabajadores de Navantia convocaron, de forma previa, un encierro en el interior del astillero para este jueves, en el marco de las movilizaciones que desarrollan para reclamar carga de trabajo. Reclaman que se fijen fechas de construcción del Buque de Acción Marítima anunciado para la Armada y se cumplan los compromisos adquiridos con el sector. 
Publicar un comentario en la entrada