jueves, 8 de mayo de 2014

El último tango

Repsol sale del capital de YPF al vender casi toda su participación en la petrolera argentina
Ha vendido a Morgan Stanley el 11,8% de YPF por 900 millones de euros
La española consigue unas plusvalías brutas de 447 millones de euros

Repsol ha salido de la que fuera su filial YPF hasta su expropiación por el Gobierno argentino, al vender el 11,86% del capital que aún controlaba en la petrolera sudamericana. De esta forma, la empresa española mantiene una participación residual inferior al 0,5%. Con la operación de venta, la compañía ha logrado unas plusvalías de 622 millones de dólares (unos 447 millones de euros) antes del pago de impuestos.

Repsol ha vendido sus 46.648.538 acciones ordinarias de Clase de D de YPF a la firma estadounidense Morgan Stanley por 1.255 millones de dólares (unos 901 millones de euros), según ha informado la empresa en un comunicado remitido este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta venta era una noticia anunciada, sobre todo, después de que la petrolera española desistiese esta misma semana de nombrar los dos representantes que le correspondían por su participación de capital en el consejo de administración de YPF.

Una venta no incluida en el acuerdo con Argentina

Según una fuente de Repsol consultada por Efe, se trata de una decisión "estratégica" de Repsol que no estaba incluida en el acuerdo alcanzado el 25 de febrero con el Gobierno de Argentina para compensar a la empresa española por la expropiación de la mayor parte de sus acciones en YPF.

Ese acuerdo puso fin a un largo conflicto legal entre Argentina y Repsol, que exigía una compensación por la expropiación del 51% de su participación en YPF el 4 de mayo de 2012. Así, el Estado argentino se comprometió a pagar 5.000 millones de dólares (unos 3.700 millones de euros) a través de la emisión de deuda soberana. Mediante diversos mecanismos, se garantiza que esos bonos mantengan su valor al convertirse en dinero en efectivo. La deuda no quedará saldada hasta que Repsol haya cobrado la totalidad de este importe. Por su parte, la empresa se comprete a retirar todos los litigios y renuncia a futuras reclamaciones.

A finales de febrero, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, ya había afirmado que la compañía preveía cerrar en dos años la venta de bonos argentinos obtenidos como compensación a la expropiación de YPF, así como la de la participación del 12% que mantenía en YPF.

El objetivo que se ha marcado Repsol es lograr con ambas ventas unos ingresos de entre 6000 y 6500 millones de dólares 
Publicar un comentario en la entrada