jueves, 8 de mayo de 2014

Nueva petición

El Puerto tramita una solicitud de Reciclados Navales para instalarse en los Astilleros

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha iniciado el trámite de competencia de proyectos relativo a la solicitud de concesión administrativa presentada por la entidad mercantil Reciclados Navales, SL, que se encuentra en formación, para desarrollar la actividad de centro de desguace de buques, como desmantelamiento, reciclado o desguace, además de otras actividades complementarias.

En este sentido, según la información a la que ha tenido acceso Europa Press, la citada empresa ha solicitado que se le otorgue una concesión administrativa para ocupar una superficie de unos 24.550 metros cuadrados, así como las instalaciones que se encuentran en ésta, ubicada en la antigua esclusa del Puerto de Sevilla.

Así, cabe señalar que esta superficie pertenece al dominio público portuario estatal y está situada en la margen derecha del canal de Alfonso XIII, una zona en la que se pretende llevar a cabo el desguace de buques, entre otros actividades complementarias.

De este modo, de acuerdo a la normativa vigente, el Puerto ha iniciado el trámite de competencia de proyectos y ha abierto el plazo de un mes para la presentación de otras solicitudes que pretenda también la explotación de los citados terrenos.

En este contexto, cabe recordar que ya en marzo el hasta entonces presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, apuntaba a la existencia de una oferta "muy cerrada" para reanudar "parcialmente" y de forma temporal la actividad del astillero.

Esto se produce después de que en noviembre de 2013 fuese declarado desierto el concurso promovido por la Autoridad Portuaria para adjudicar una concesión administrativa correspondiente a la explotación del varadero y dique seco del puerto hispalense, pues no hubo ofertas como tal pese a que dos empresas habían solicitado tal aspecto.

El mencionado concurso fue convocado por la Autoridad Portuaria al solicitar, primero la sociedad 'Sevilla Shipyard' e inmediatamente después la empresa 'Astillero del Guadalquivir', autorización para explotar las instalaciones del varadero y dique seco para acometer operaciones de reparación y modificación de buques. La concurrencia competitiva de dos solicitudes, en ese sentido, obligó a la Autoridad Portuaria a convocar el mencionado concurso, que habría cosechado interés por parte de al menos tres empresas pero que, finalmente, fue declarado desierto al no mediar propuestas formales.

LA CAÍDA DEL ASTILLERO

El astillero de Sevilla detuvo completamente su actividad el 31 de diciembre 2011. Tras su segregación de la antigua sociedad naval 'Izar', extremo que separó al astillero hispalense de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), el astillero entró en una lenta deriva hasta su adquisición por parte de los Astilleros de Huelva. No obstante, el funcionamiento de los astilleros bajo la gestión de los empresarios onubenses tampoco prosperó y, finalmente, las instalaciones fueron clausuradas al finalizar 2011 al arrastrar la sociedad gestora una deuda de aproximadamente 193 millones de euros.

Así, el astillero de Sevilla cerraba tras casi 60 años de actividad y haber gozado de volúmenes de producción que, por ejemplo en los años 80, implicaban la contratación de hasta 5.000 personas. Desde entonces hasta ahora, no obstante, los astilleros sevillanos han albergado algunas operaciones puntuales, como la reparación del velero alemán Alexander von Humboldt.
Publicar un comentario en la entrada