jueves, 8 de mayo de 2014

Otros que liquidan y se van

Pemex encarga la venta de su paquete de acciones en Repsol a Crédit Agricole
La petrolera mexicana posee el 9,3%
Villar Mir, dispuesto a entrar en el grupo español

La salida de Petróleos Mexicanos (Pemex) de Repsol parece no tener vuelta atrás. Según fuentes financieras citadas ayer por El Confidencial, el gigante azteca de los hidrocarburos ya ha encargado al banco francés Crédit Agricole la venta de su paquete accionarial en el grupo español, del 9,3%, debido al deterioro de las relaciones entre la cúpula de Pemex y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, acrecentado tras el nombramiento la semana pasada de Josu Jon Imaz como consejero delegado de la compañía española. Uno de los nombres que se barajan para llenar el hueco que podría dejar Pemex es el de Juan Miguel Villar Mir, aunque un portavoz de OHL (la compañía constructora y de servicios que preside) lo negó ayer "rotundamente". Respecto a los efectos negativos que un divorcio Pemex-Repsol podría tener para las inversiones gallegas de Pemex, fuentes del entorno de la petrolera descartaron ayer a FARO que una posible crisis en Repsol pueda afectar a los contratos ya firmados, pero la ruptura con Repsol amenaza con dejar en el aire proyectos de futuro, lo que provocó la reacción del presidente de la Xunta el pasado fin de semana. Alberto Núñez Feijóo llamó a mantener los acuerdos entre ambas petroleras por bien de sectores estratégicos como los de las energías y la construcción naval.

El paquete accionarial de Pemex en Repsol estaría valorado en unos 2.400 millones de euros a precios de mercado. Según El Confidencial, la venta podría hacerse a corto plazo mediante la colocación en bolsa de la mitad de la participación, cerca de un 5%, "un porcentaje que el mercado podría absorber con relativa comodidad". Ayer no fue posible confirmar ni desmentir la información publicada por el digital español por parte de Pemex o de Crédit Agricole.

Por otra parte, según recogió la edición de ayer de Expansión, Juan Miguel Villar Mir, presidente y accionista de control de OHL, se habría ofrecido a entrar en Repsol como socio y ayudar a configurar un núcleo estable de accionistas de acuerdo con los actuales accionistas, sobre todo La Caixa. El empresario podría ocupar el hueco que deje Pemex sin finalmente vende su participación en Repsol. No obstante, un portavoz de OHL desmintió "rotundamente" a Reuters esta información. "No ha habido ningún contacto ni conversación para tomar una participación en Repsol", zanjó.

Pemex es el segundo accionista de Repsol, después de que Sacyr, que hace unos años llegó a controlar el 20% de la petrolera, diluyese su participación del 9,73% al 9,23% en el último año. CaixaBank mantiene la mayoría con el 11,8%. La participación de Sacyr en Repsol se ha diluido como consecuencia de las ampliaciones de capital que la petrolera realizó durante 2013 para atender a su scrip dividend, sistema por el que ofrece a sus accionistas la posibilidad de cobrar el dividendo en acciones o en efectivo. 
Publicar un comentario en la entrada