martes, 4 de septiembre de 2012

En marcha

Terminal flotante de GNL de AES Gener y Colbún iniciará sus operaciones a fines de 2014
El acuerdo con la firma noruega Höegh LNG es por 10 años con la posibilidad de ampliarse por cinco años más. El barco ya se construye en las plantas de Hyundai Heavy Industries en Corea.

Dos de las más grandes generadoras del país, AES Gener y Colbún, anunciaron ayer en forma conjunta que se unieron para comprar un terminal flotante de regasificación de Gas Natural Licuado (GNL).

Las compañías señalaron que seleccionaron a la empresa Höegh LNG y esperan que el acuerdo pueda cerrarse a fines de este año. “La decisión de cerrar el contrato con Höegh dependerá tanto de las condiciones que ofrezca esta empresa, como de las correspondientes autorizaciones que resulten necesarias para concretar el acuerdo”, dijeron las generadoras. Además, debe ser aprobado por los directorios de las compañías, lo que debería ocurrir prontamente, dijo Höegh.

Según destacó la compañía noruega, el acuerdo es por 10 años, con una opción para extenderlo por 5 años. La puesta en marcha del terminal sería para fines de 2014, estima Höegh LNG. El contrato por el gas, en tanto, deberá ser negociado por las propias Colbún y AES Gener.

“Estamos muy contentos de haber sido seleccionados como el oferente preferido por Colbún y AES Gener para su nuevo terminal flotante de importación de GNL en Chile y esperamos con interés trabajar junto con los clientes para completar el proyecto. El FSRU (terminal flotante) para este proyecto ya está en construcción en Hyundai Heavy Industries en Corea. Este premio significa que Höegh LNG en aproximadamente un año ha sido capaz de obtener contratos a largo plazo para su programa completo de construcción de 3 nuevos buques FSRU, lo que confirma la posición de liderazgo de la compañía en este segmento del mercado de GNL”, dijo Sveinung Støhle, presidente y CEO de la firma noruega.

El interés de Colbún


La idea de tener su propio terminal de GNL viene rondando la cabeza del grupo Matte, controladores de Cobún desde hace años, y desde el año pasado que venían desarrollando estudios al respecto. Ignacio Cruz, gerente general de Colbún, había anticipado hace algunas semanas que el proyecto marchaba y que podrían desarrollarlo con otros socios.

Según Cruz, la inversión se encontraría entre US$ 300 millones y US$ 350 millones y el plan es presentar a mediados del próximo año el estudio de impacto ambiental de la iniciativa que se encontraría en Quintero, V Región.

“Este proyecto es sumamente conveniente. Tenemos en Quillota dos unidades de ciclo combinado y podríamos convertir en ciclo combinado las unidades de Candelaria. No somos los únicos interesados, y se abre la oportunidad de nuevas centrales”, afirmó en esa ocasión. Para AES Gener, la oportunidad sería el obtener un terminal que le proporcione GNL para su central Nueva Renca.

Con la alta oposición que las centrales a carbón están teniendo, el tener centrales operando con GNL se vuelve cada vez más una opción para las generadoras. A eso se suma la posibilidad, aún incierta, de poder acceder a shale gas a precios más baratos que lo que cuesta hoy el GNL. Según estimaciones de mercado, el gas de esquisto podría llegar en torno a US$ 12 /millón de BTU. Esto, considerando que siga costando US$ 5/millón de BTU, el costo de regasificación, en torno a US$ 3,5, el transporte unos US$ 1,5 y la regasificación entre US$ 1 y US$ 2, dependiendo de los volúmenes.
Fuente: DF
Publicar un comentario