martes, 10 de septiembre de 2013

A ver cómo funciona...

Desarrollan un barco que crea sus propias olas internas

Se supone que un barco debería resistir las olas y no crear más, pero hay una razón lógica para ello, y es la de mantenerse estable en alta mar. Este nuevo prototipo de barco desarrollado por MARINTEK, Edda Accommodation y Hyundai, tiene la capacidad de minimizar su movimiento generando olas dentro de su propio casco, que reducen el efecto de las olas en el exterior. 



El viento y el océano imponen sus reglas constantemente, y quien desee hacer algo en el agua, debe adaptarse a ellas o sufrir las consecuencias. Pensemos por un momento en la creación de plataformas petroleras en alta mar. No quedan dudas de que un proyecto así es de una escala gigantesca, pero también requiere de algo esencial, y es estabilidad, especialmente para los trabajadores que deben pasar un largo tiempo en la zona. En la actualidad se utiliza una serie de cabinas parcialmente sumergidas, con el objetivo de reducir el movimiento y hacer de esta residencia temporal una experiencia un poco más agradable. Las cabinas semi-sumergidas funcionan hasta cierto punto, pero la idea de fondo es desarrollar una alternativa mucho más versátil y móvil, que conserve su estabilidad aún cuando se encuentra amarrada.

Lo que acaban de ver es el modelo a escala de un barco que está siendo desarrollado por MARINTEK, Edda Accommodation y Hyundai. Del lado derecho es posible detectar que el barco se mueve respondiendo a las olas, mientras que del lado izquierdo, el movimiento general es mucho menor. La diferencia está en que el barco puede crear sus propias olas dentro de su casco, con la ayuda de válvulas de aire conectadas a los llamados “tanques U”, controlando así la dirección y la intensidad de las olas internas. A esto se suman seis propulsores que asisten a la nave a mantener una posición adecuada en relación a la plataforma. El diseño definitivo de la nave tendrá 155 metros de largo, y su construcción será completada en junio de 2015. Básicamente, hay que pensar en una especie de hotel: Puede recibir a 800 personas, y cuenta con gimnasio, dos piscinas, sauna, sala de conferencias, y hasta un auditorio.
Fuente: Neoteo
Publicar un comentario en la entrada