miércoles, 25 de septiembre de 2013

Siguen en la UVI

El astillero Barreras sobrevive tras 27 meses sin actividad
El diputado José Blanco reclama al Gobierno que explique el contrato firmado con Pemex

Hijos de J. Barreras cumple estos días un año de su salida de concurso de acreedores y lo hace con las gradas vacías desde hace má de dos años y a la espera de que se materialice el contrato firmado con Pemex. La adjudicación que se esperaba para mayo, se retrasó en varias ocaciones y la petrolera mexicana dice ahora que será en el mes de noviembre.

El diputado socialista José Blanco ha remitido un conjunto de preguntas al Gobierno entre las que se encuentra una sobre dichos contratos firmados con Barreras, Navantia y la Xunta. 'Desde aquella fecha (hace un año) la industria naval gallega ha vivido pendiente de distintos anuncios según los cuales 14 remolcadores, dos quimiqueros y dos floteles iban a llenar de carga de trabajo las gradas', señala el exministro en un comunicado.

El astillero vigués lleva 27 meses sin trabajo, después de que en junio de 2011 entregara el último barco que tenía en cartera (un ferry para Naviera Armas). Desde entonces la plantilla pasó por varios ERE y el actual caduca el 31 de diciembre. En este periodo la plantilla del astillero se redujo de 130 a 112 con la bajas incentivadas. 'Ya nos acostumbramos a vivir en esta situación, pero las perspectivas de futuro son esperanzadoras con el barco de Pemex y la entrada en el accionariado, que debería reportar más carga de trabajo', indicó ayer a este diario Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa.

En estos momentos, las instalaciones ubicadas en Beiramar sólo están ocupadas por operarios que se encargan de las labores de mantenimiento y por las oficinas técnicas y comerciales, que trabajan a medio gas.

2014 CON ACTIVIDAD

Si la adjudicación de Petróleos Mexicanos se falla en noviembre, Barreras podría empezar el próximo año con actividad.

El 28 de septiembre de 2012 el mayor astillero privado de España escribía una nueva página en su centenaria historia tras superar la suspensión de pagos iniciada en 2011. Superó el concurso con una quita de un 80 por ciento de la deuda (ascendía a más de 71 millones de euros). 
Publicar un comentario en la entrada