martes, 10 de septiembre de 2013

El heraldo del fracking ya amenaza

El ministro Soria dice que el fracking "será una realidad" y vaticiana pleitos judiciales
El titular de Industria admite la competencia regional en la concesión de permisos, pero la supedita a la legislación sobre hidrocarburos que reformará el Estado
Los oponentes al fracking esperaban al titular de Industria en el Palacio de la Magdalena, mientras que CC OO, UGT y los trabajadores de Sniace lo han hecho en las instalaciones de Ferroatlántica

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha sido recibido en Cantabria en medio de las protestas. A su llegada a la Universidad Internacional menéndez pelayo (UIMP), donde inauguraba un curso sobre Economía Digital, eran los oponentes al fracking los que le esperaban en el Palacio de La Magdalena, aunque la seguridad no les ha dejado acercarse al recinto en el que intervenía el ministro. Aun así han formalizado su protesta e informado a viandantes y estudiantes de los riesgos de la fractura hidráulica y exigido que se suspendan los permisos de exploración concedidos a Repsol en la región. La Asamblea Cántabra contra la Fractura Hidráulica y de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético han permanecido concentrados durante dos horas.

A preguntas de los periodistas, el ministro de Industria ha afirmado que lo que le preocupa es que en las prospecciones con la técnica de la fractura hidráulica no se encuentren hidrocarburos, porque España seguiría "en una enorme vulnerabilidad y una enorme dependencia del exterior".

Soria ha dicho que le preocupa que España siga con una "enorme dependencia de la balanza comercial respecto a las importaciones de hidrocarburos", y también que las prospecciones que se autoricen en cualquier parte del país se hagan de acuerdo a las condiciones medioambientales que establece la legislación española y la europea.

Preguntado por la ley de Cantabria que prohíbe el uso de la técnica de la fractura hidráulica (fracking) en la comunidad autónoma, ha señalado que las autorizaciones para determinar si hay gas o no con el uso de este procedimiento corresponden exclusivamente a cada territorio, pero se deben hacer de acuerdo "al marco normativo que exige la legislación básica del Estado".

En ese sentido, ha recordado que el Gobierno ha llevado al Consejo de Ministros una modificación de la Ley de Hidrocarburos de 1998 para que "la tecnología de la fracturación hidráulica sea una realidad, igual que ya lo es en muchos países de Europa y de todo el mundo".

Así, ha apuntado que si alguna comunidad, dentro de sus competencias, toma una decisión que no sea conforme a la legislación básica, los "interesados la recurrirán, o no, y lógicamente fallarán los tribunales".

El ministro ha insistido en que la autorización de una prospección "no es un procedimiento discrecional sino reglado".

"En este caso la regla está establecida en la legislación básica del Estado y esa legislación nos informa de que en estos momentos va a formar parte de la ley general de hidrocarburos", ha añadido.

Una portavoz de la Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria , Junia Muñiz, ha subrayado a los periodistas la "gran oposición" que esta técnica suscita en la comunidad autónoma y ha explicado que, aunque este colectivo apoya la ley cántabra, duda de su eficacia, porque la "principal competencia" en esta materia corresponde al Ministerio de Industria

"El ministro Repsoria pretende envenenarnos"

Los manifestantes han portado carteles y pancartas con lemas como "El ministro Repsoria pretende envenenarnos", "El fracking es contaminante de agua, suelo y aire", "Autoconsumo con balance neto ya. Fracking no, renovables sí" o "Por una cultura energética sostenible. Medio ambiente, soberanía energética y empleo ya". Al mismo tiempo han volado globos naranjas y tocado silbatos y campanos.

La portavoz de la Asamblea Cántabra Contra el Fracking, Junia Muñoz, ha acusado en declaraciones a la prensa al ministro como "principal responsable, promotor y responsable" de los permisos para el uso de la fractura hidráulica y debido a la "gran oposición" a esta técnica que hay en Cantabria le han pedido que retire "todos" los permisos.

"Exigimos al ministro de Industria que haga caso a la población y que derogue los permisos", ha manifestado Muñoz, que ha señalado que los cántabros "dudan de la eficacia" de la Ley aprobada por el Parlamento regional para prohibir el uso del fracking ya que supone un "conflicto de competencias" con el Estado.

A este colectivo también se ha unido la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, cuyo portavoz Jorge Calella, ha indicado a los medios de comunicación que están en contra de la reforma energética promovida por Soria porque "penaliza gravemente la mayor riqueza que tiene España en este momento, que es el sol".

Más protestas

Tras abandonar la UIMP, el ministro se ha dirigido a Boo de Guarnizo a los actos organizados con motivo del centenario de Ferroatlántica en Cantabria. Allí le esperaban trabajadores de Sniace y de UGT y CCOO cocentrados en defensa de la industria cántabra.

Un amplio dispositivo de Policía Nacional y Guardia Civil ha mantenido a los trabajadores alejados del recinto fabril.
Publicar un comentario en la entrada