miércoles, 25 de septiembre de 2013

Valencia se la juega

Las navieras desvían barcos a Italia y Portugal por los costes de la estiba
El bloqueo del convenio del puerto de Valencia pone en riesgo el 60 % del tráfico de contenedores

La Asociación Naviera Valenciana asegura que el bloqueo en la negociación del convenio colectivo de los estibadores del recinto del Grao -del que forman parte 1.302 empleados- está provocando que algunas compañías decidan llevar su carga de contenedores de transbordo a otros puertos como Gioia Tauro (Italia) y Sines (Portugal). En plena competencia por la captación de tráficos y el estancamiento del comercio internacional, la Sociedad de Gestión de Estibadores Portuarios(Sagep-Valencia) -que integran nueve compañías tras su privatización y de la que también forma parte la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) presidida por Rafael Aznar- califica de "futuro incierto" la situación del recinto, cuyos gestores pretenden reducir costes y mejorar la productividad para continuar como líder del Mediterráneo.

Según los empresarios que controla la sociedad de estiba, en el aire queda el 60 % del tráfico total de contenedores del puerto de Valencia, es decir, alrededor de 2,6 millones de unidades. Las tres principales navieras mundiales, con una flota de unos 250 barcos y que suponen casi la mitad del tráfico mundial, están llegando a alianzas, (RED P3) para optimizar barcos y costes. En concreto, las navieras Maersk, MSC y CMA CGM -tres de los principales operadores en los muelles del Grao- ultiman en la actualidad las rutas en las que van a concentrar sus operaciones. "Para el puerto es crucial ser uno de los incluidos en esas rutas, ya que está en juego hasta el 40% de su tráfico", explica la patronal naviera valenciana.

Los costes de la estiba y desestiba representan dos terceras partes del gasto total en las escalas de los barcos en las terminales portuarias, una situación poco competitiva con otros recintos de la competencia como Tánger-Med o Algeciras, cuyos costes laborales son inferiores.

Competencia

La última reunión entre la patronal y los sindicatos -controlados por Coordinadora de Trabajadores del Mar- que se celebró la semana pasada, duró apenas diez minutos. Los representantes de los trabajadores exigieron la incorporación de 25 nuevos estibadores en plena crisis y rechazaron a los interlocutores de la patronal en la mesa de negociación. Los empresarios rechazan de plano nuevas contrataciones ante la caída de actividad de un 18 % en agosto de este año, en comparación con idéntico mes del ejercicio de 2012.

En época de bonanza económica, en torno al año 2007, y en período de crecimiento de volúmenes de trabajo del puerto, Sagep y los sindicatos acordaron la incorporación progresiva de 200 personas a la plantilla de estibadores. Dichas contrataciones se han ido cumpliendo durante estos años. En total se han contratado 175 personas. Sin embargo, "con la reducción de volúmenes de tráfico es inviable y un sinsentido aumentar la plantilla", sostiene la patronal.
Fuente: EMV
Publicar un comentario en la entrada