viernes, 6 de septiembre de 2013

Tienen para entretenerse durante la espera...

Retenido un barco con 4.300 toneladas de pipas por fallos de seguridad
El mercante fue remolcado tras aproximarse averiado a una plataforma petrolífera

Capitanía Marítima de Tarragona ha retenido a un barco maltés cargado con 4.300 toneladas de pipas de girasol tras sufrir un fallo de máquinas en alta mar y descubrirse que acumula una veintena de deficiencias, al menos ocho de ellas graves. La embarcación, Tevfik Bey, con bandera de Malta y una tripulación de 16 personas a bordo procedentes de diferentes países de la antigua Unión Soviética se dirigía desde Varna (Bulgaria) hasta Tarragona, donde tenía previsto depositar la carga. Pero a principios de esta semana la ruta se truncó cuando el buque, de más de 120 metros de eslora, se averió a unos 50 kilómetros de distancia del puerto de la ciudad. La nave sufrió una parada de máquinas y sus dirigentes aseguraron a Capitanía y Salvamento Marítimo que podían solucionar el incidente ellos mismos sin ayuda externa. Sin embargo, 15 horas después el Tevfik Bey permanecía sin control a la deriva. “El barco seguía moviéndose por el viento y la corriente que lo llevaban hasta la plataforma Casablanca de petróleo, estaba comprometiendo la seguridad del territorio español”, relató este jueves el capitán marítimo de Tarragona, Óscar Villar. Al constatar que el problema continuaba, la empresa consignataria del barco en la localidad, Alfaship, contrató a un remolcador de Sant Carles de la Ràpita (Montsià), que finalmente llevó al buque hasta el puerto durante la madrugada del martes.

Aún así, las adversidades no han hecho nada más que empezar para la tripulación porque una vez atracado en el muelle de Levante una inspección de Capitanía Marítima ha constatado que el mercante acumula una veintena de irregularidades, ocho de ellas graves, contrarias al Memorandum de París, un decálogo internacional de control marítimo, con lo que se ha ordenado su retención sin posibilidad de descargar las toneladas de pipas. El barco es del 2006 pero no funcionan las bombas antiincendio ni el generador de emergencia, tampoco el motor de una de las lanchas de salvamento, hay válvulas que no abren y deficiencias detectadas en inspecciones anteriores que no han sido resueltas, informaron ayer desde Capitanía Marítima. “No hay ningún riesgo para nadie”, afirmó por su parte el personal de Alfaship, aunque rehusaron ofrecer más información "por ser temas confidenciales”.

El capitán marítimo de Tarragona argumentó la decisión de inmovilizarlo: “Cuando partió de Varna ya le falló el regulador de las máquinas, el barco está en bastantes malas condiciones, además cuando el armador comunica una lengua común a bordo todos los tripulantes deben entenderla, en este caso fue el inglés pero todo el departamento de máquinas no sabe hablarlo y además las instrucciones están en turco”, explicó Villar.

Los tripulantes no están retenidos en el interior del Tevfik Bey ya que los pasaportes y la documentación están en regla. Este jueves estaba prevista otra inspección del buque por parte de una empresa privada. Capitanía Marítima se ha propuesto mantenerlo retenido hasta que los propietarios solucionen las incidencias más graves. Solo después permitirán al barco acceder a otro muelle del puerto de Tarragona para depositar la carga de las bodegas. “Hemos pasado la información y deben reaccionar, vamos a levantar un procedimiento sancionador para forzar a la compañía a que solucione las deficiencias”, concluyó Villar. 
Fuente: el país
Publicar un comentario en la entrada