viernes, 6 de septiembre de 2013

Pinchando en el mediterraneo oriental

Chipre inicia las pruebas de extracción de gas natural submarino

Chipre dio hoy inicio a la primera prueba de extracción de gas natural en los depósitos submarinos de este hidrocarburo descubiertos a finales de 2011.

El procedimiento, denominado "encendido de la llama", tuvo lugar en la plataforma ENSCO 5006 de la compañía estadounidense Noble Energy y las israelíes Delek y Avner, autorizadas por Nicosia en 2008 para la prospección de gas en el bloque 12 de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de las aguas de Chipre.

Según el director de la compañía estatal de Hidrocarburos de Chipre (KRETYK), Jaralambos Ellinas, las pruebas -que durarán unos cinco días- permitirán "medir con bastante precisión la presión, la densidad y la calidad del yacimiento".

Los resultados de las pruebas se anunciarán a finales de este mes y su costo ascenderá a unos 64 millones de dólares (48,5 millones de euros).

Por su parte, la tejana Noble calcula que el volumen de producción durante las pruebas será de unos 60 millones de pies cúbicos al día (1,7 millones de metros cúbicos al día).

El ministro chipriota de Energía, Yorgos Lakkotripis, calificó el encendido de la llama de "un hecho simbólico" ya que por primera vez el gas chipriota sube a la superficie, e indicó que se espera que la exportación y el uso de este hidrocarburo se inicie a finales de 2019.

En su costa sur, Chipre dispone de una zona de prospección de 51.000 kilómetros cuadrados, repartida en 13 bloques.

En el Bloque 12, el consorcio liderado por Noble comenzó a perforar un segundo pozo hace un año mientras que la fase de exploración que determinará la cantidad contenida en ese yacimiento se inició en junio.

Las primeras estimaciones, indicaron la existencia de unas reservas de en torno a los 200.000 millones de metros cúbicos de gas en todo el Bloque 12, también conocido como Afrodita.

Afrodita es colindante con el campo de gas Leviatán, que Israel explora desde 2010 y que es considerado una de las reservas de gas natural más grandes del Mediterráneo, con unos 450.000 millones de metros cúbicos de gas.

La creciente colaboración entre Chipre y el Gobierno israelí, tras firmar un convenio el 17 de diciembre de 2010a para establecer la demarcación de la frontera marítima y de las zonas económicas exclusivas de ambos estados ha irritado a Turquía, que tiene bajo su control el norte de Chipre.

El presidente de la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC), Dervis Eroglu, declaró recientemente que los recursos naturales de Chipre deberán ser objeto de discusión en las negociaciones entre grecochipriotas y turcochipriotas, que se reabrirá el próximo octubre.

La isla mediterránea de Chipre está dividida desde que en 1974 las tropas turcas ocuparon la parte septentrional y apoyaron el establecimiento de la República Turca del Norte de Chipre (TRNC), que anunció su independencia en 1983 sin ser reconocida por la ONU.

La división de la isla y la falta de solución al conflicto ha dificultado los trabajados de exploración y perforación de gas, que por el momento sólo se han iniciado en el Bloque 12.

Eso sí, los bloques 10 y 11 han sido adjudicados ya a la empresa francesa Total y los 2, 3 y 9 a un consorcio formado por la italiana ENI y la surcoreana Kogas.

Estimaciones de las autoridades chipriotas aseguran que en toda la ZEE de Chipre podrían hallarse 1,7 billones de metros cúbicos de gas, lo que equivale al consumo de todos los países de la UE durante tres años y medio.
Publicar un comentario en la entrada