sábado, 1 de diciembre de 2012

Empieza bien

El pedido de dos nuevos buques asegura carga de trabajo para La Naval hasta 2014
El contrato llega solo diez días después de que la Comisión Europea autorizase el nuevo tax lease

La Naval de Sestao se ha asegurado carga de trabajo hasta el primer trimestre de 2014. Lo ha hecho gracias a la firma de un contrato con el armador chipriota EDT Offshore para la construcción de dos buques. En concreto, La Naval terminará dos barcos inicialmente adjudicados a los Astilleros de Sevilla, que entraron en liquidación el pasado mes de diciembre, según informó ayer Construcciones Navales del Norte, sociedad propietaria de la compañía vasca.

Precisamente por tratarse de un pedido ya en marcha, el primero de los dos buques estará finalizado, según lo previsto, a lo largo del primer trimestre de 2013. Ese barco está prácticamente fabricado, se encuentra en un dique seco y será remolcado hasta Sestao para concluir su construcción en la sede vizcaina. El segundo buque en cambio, se construirá prácticamente en su totalidad en las instalaciones de La Naval y se entregará al armador a lo largo del primer trimestre de 2014. Por tanto, gracias a este nuevo acuerdo, la carga de trabajo está garantizada hasta entonces. El astillero vasco celebró ayer haber sido seleccionado entre distintas empresas para este trabajo.

El contrato, según la información remitida por la empresa, ha sido fruto de "un largo periodo de negociación" y comprende la construcción de dos buques idénticos para el armador chipriota EDT Offshore, de un tipo denominado Platform Support Vessels (PSV) PX105, diseñados por Ulstein Design & Solutions AS y destinados a realizar labores de apoyo a plataformas petrolíferas. Según la información de la firma vasca, ambos buques cuentan con 88 metros de eslora.

Según explicó la empresa, estos contratos suponen "un hito importante" para La Naval, que "consolida su posicionamiento en el segmento de buques para el sector del Oil & Gas e inicia una relación con un nuevo cliente "de primera línea" como es EDT Offshore.

Tax Lease

El anuncio de este nuevo contrato llega solo diez días después de que el sector celebrase que la Comisión Europea ha aprobado el llamado tax lease.

El director gerente del Foro Marítimo Vasco, Javier López de la Calle, ya apuntó entonces que los astilleros vascos iban a anunciar la contratación de nuevos buques "antes de finalizar el año". Lo hizo al saludar "la buena noticia" de que la Comisión Europea aprobase ese nuevo sistema de bonificaciones fiscales para la contratación de barcos en el Estado español. Según López de la Calle, el sector vasco de construcción naval tenía ya a mediados del pasado mes contratos apalabrados a la espera de conocer la resolución de Bruselas -que llegó el día 20- porque la labor comercial no había cesado pese a que "estaba toda la contratación paralizada".

Con el nuevo marco legal "los astilleros vascos ya pueden salir al mercado a competir de nuevo", señalaba entonces López de la Calle, nada más conocer la noticia que tanto habían anhelado los astilleros vascos. Y es que la Comisión Europea concluyó finalmente que el nuevo sistema español de amortización anticipada del coste de algunos activos adquiridos mediante arrendamientos financieros presentado el pasado mes de mayo no incluye elementos de ayuda estatal con arreglo a las normas europeas, porque, entre otras cosas, no discrimina a unas empresas y otras.

El director del Foro Marítimo Vasco mostró la "satisfacción" de la industria naval de Euskadi por poder volver a contar con una herramienta para la financiación de la construcción de buques, después de año y medio "totalmente fuera del mercado".

Último pedido

En la actualidad La Naval se encuentra terminando el que hasta el día de ayer era su último pedido, el Josep Plateau, un buque de alta tecnología y prestaciones, que fue botado el pasado 3 de agosto en sus instalaciones de Sestao. Entonces el barco quedó amarrado en el muelle del propio astillero donde continúan los trabajos de acabado. Este buque estará preparado, una vez concluido, para cubrir con un manto de piedras tendidos submarinos de líneas telefónicas, eléctricas o gasoductos.

Esta nave, que será entregada en los primeros meses del próximo año, es el noveno barco construido por La Naval desde el año 2002 para el Grupo Jan de Nul, hasta ahora uno de sus principales clientes, ya que el astillero está especializado en construir buques de alto contenido tecnológico.
Fuente: Deia
Publicar un comentario