sábado, 15 de diciembre de 2012

Nuevo operador

El Puerto busca sacar a concurso la terminal de la naviera Contenemar
La Luz analiza la viabilidad jurídica de otra concesión tras expulsar al grupo por impago

La Autoridad Portuaria de Las Palmas quiere sacar a concesión la que fuera la terminal de contenedores de Contenemar. La dirección del Puerto estudia la viabilidad jurídica de esta operación tras expulsar en abril de este año a la naviera por la deuda de 4,2 millones que acumulaba en el recinto de la capital grancanaria.

La inactividad de los casi 70.000 metros cuadrados con los que cuenta la plataforma para el movimiento de contenedores de la antigua Líneas Marítimas Canarias (LMC) le supone a Puertos de Las Palmas una pérdida de más de un millón de euros anuales por el cobro de tasas de ocupación y de actividad, entre otros servicios.

Sin embargo, en la Autoridad Portuaria existen algunas dudas sobre la posibilidad jurídica de sacar a concurso la explotación de la terminal de contenedores de Contenemar. Entre otros aspectos, el Puerto necesita tener la renuncia del grupo balear dirigido por Andrés Seguí del espacio que tenía en concesión.

Sin esta declaración para la que ha sido requerido Contenemar, el Puerto tendría problemas para sacar a concesión la antigua terminal de LMC. A la Autoridad Portuaria de Las Palmas, si no llegase a un acuerdo con la naviera, sólo le quedaría dirigirse a Puertos del Estado, lo que retrasaría la disposición del terreno un año por la tramitación.

La terminal y la naviera Contenemar fueron expulsadas del puerto de Las Palmas tras no satisfacer en abril de este año la deuda por impago de tasas en servicios portuarios, y acordaron suspender la actividad de manipulación de mercancías y el uso de instalaciones.

Esta decisión evitó que los impagos acumulados siguieran creciendo, aunque Contenemar, en concurso de acreedores desde 2009, apenas tenía actividad y la de la terminal de LMC era bastante reducida en el movimiento de contenedores. La deuda se repartía en cuatro millones de Líneas Marítimas Canarias, mientras que la de Contenemar ascendía a 200.000 euros.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas intentó en 2011 recuperar parte de la deuda iniciando procesos de subastas de las grúas de LMC por un valor de algo más de 800.000 euros, pero sin demasiado éxito debido al mal estado de la maquinaria.

La que era terminal del grupo balear de Andrés Seguí tiene una superficie que permite el movimiento de unos 150.000 contenedores al año. Su escaso calado sólo permite la operación de los denominados portacontenedores dedicados al cabotaje marítimo entre la Península y Canarias.

El tráfico de contenedores en Canarias, y en particular en el puerto de La Luz, ha registrado un mal año con el descenso de movimientos a causa de la crisis mundial y del retroceso en el consumo interno.

Las Palmas contará a partir del próximo mes con una competencia más dura por parte de Tenerife, que estrena su segunda terminal, lo que le permitirá casi doblar su capacidad y poder alcanzar un movimiento de 600.000 contenedores.

Sobre este paso del puerto tinerfeño, desde la Autoridad Portuaria de Las Palmas se indicó ayer su respeto por una "libre competencia". La Luz registró el año pasado un movimiento cercano a los 1,3 millones de contenedores.
Fuente: La provincia
Publicar un comentario