sábado, 15 de diciembre de 2012

Sobreprecio

Ya es récord el precio del gas importado por el Gobierno
Se avala un valor 7 veces más caro al que reciben los productores locales.

La impericia de los funcionarios del área energética y las compras contrarreloj le generaron una nueva y costosa complicación a la administración kirchnerista.

En la licitación de urgencia convocada para importar un cargamento faltante de GNL (gas natural licuado), la empresa estatal ENARSA terminó convalidando un precio récord de US$ 17,63 por millón de BTU . Ese valor es casi 7 veces más caro que el promedio que reciben los productores locales por el gas entregado al mercado interno. Y además supera en un 135% el flamante valor de US$ 7,50 por millón de BTU que el Gobierno se ha comprometido a pagar a los petroleros por el “gas nuevo” que extraigan a partir de ahora.

El suministro de GNL en juego para la regasificadora de Bahía Blanca quedó en manos de la única oferente que se presenó en la licitación: la trader Morgan Stanley. La carga --que tiene fecha de entrega para el 23 de diciembre-- corresponde a uno de los diez envíos que había ganado Repsol para este año y que tras la expropiación de YPF fueron cancelados por la empresa española.

Si bien desde el mes de mayo ya se sabía que estaba pendiente este suministro, ni el ministerio de Planificación de Julio De Vido, ni la empresa ENARSA que comandan Exequiel Espinoza y el camporista Juan José Carbajales tomaron los recaudos para buscar un proveedor con suficiente antelación. Recién reaccionaron hace dos semanas , cuando advirtieron que la terminal bahiense iba a salir fuera de servicio por la falta de combustible.

Pese haber reconocido un nuevo precio récord, los funcionarios no lograron conseguir todo el combustible que buscaban. La única oferta de Morgan Stanley (MS) fue sólo por 80.000 metros cúbicos de GNL y no por los 135.000 metros cúbicos que se habían solicitado.

A esto se sumó otra llamativa “desprolijidad” que expone las tensiones existentes entre ENARSA, Planificación y la comisión energética que preside Axel Kicillof.

Pese a que no estaba previsto enel concurso de precios que realizó de apuro, ENARSA también le compró a Morgan Stanley en forma directa otro barco de GNL que deberá entregar en Bahía Blanca el próximo 3 de enero.

Además de mantener el precio de US$ 17,63 por millón de BTU, lo insólito de esta operación es que se superpone con la licitación que tiene en curso YPF para comprar todas las cargas de GNL programadas para 2013, dentro de las cuales figura una entrega para Bahía Blanca con la misma fecha del suministro que acaba de adjudicar ENARSA. 
Fuente: Clarín
Publicar un comentario