sábado, 15 de diciembre de 2012

Tampoco a Gas Natural

YPF: dejarían de comprar gas a empresa vinculada a Respol
La medida obedecería a las nuevas demandas internacionales por la expropiación de la petrolera

El gobierno evalúa excluir como proveedora de gas natural licuado (GNL) a Gas Natural Fenosa (GNF), cuyo control accionario está en manos del grupo bancario español la Caixa, principal dueño privado de Repsol, la petrolera ibérica que comanda Antonio Brufau y que decidió reactivar juicios contra Argentina por la estatización de YPF.

La medida --que analizan técnicos de la comisión energética que preside el viceministro de Economía, Axel Kicillof-- obedecería a las nuevas demandas internacionales por la expropiación de YPF que activó Repsol en los últimos días y el riesgo de que GNF --uno de los principales proveedores de GNL del país-- decida incumplir sus contratos de suministros.

Esto, según confiaron fuentes consultadas, generaría un serio problema de abastecimiento como el que se produjo este año cuando Repsol canceló todas las entregas que tenía adjudicadas.

En los dos últimos años, GNF fue uno de los principales proveedores de gas por barco.

En 2011, suministró 18 de los 50 cargamentos que se importaron para las terminales regasificadoras de Bahía Blanca y Escobar.

Este año, de las 65 cargas que adquirió la empresa estatal ENARSA, 30 fueron provistas por GNF.

Según los especialistas del sector energético, la posible exclusión de GNF no generaría mayores inconvenientes porque existe un nutrido lote de oferentes en condiciones de cubrir las necesidades de importación del Gobierno.

La lista de las empresas que ya manifestaron su interés en participar en la licitación por los suministros de 2013 abarca a Excelerate, Morgan Stanley, ENI, Chevron, Total, Marubeni, Qatar Gas, Rasgas y Merrill Lynch.

También a Petrobas, Trafigura, Gazprom, Gunvort, Sonatrach, Shell, British Petroleum y Vittol.

Para los funcionarios del área de energía, uno de los motivos para desafectar a GNF es la marcada influencia que tiene el grupo petrolero Repsol en el accionar de la empresa.

El principal accionista de Repsol es la Caixa, con el 12,53%, seguida por Sacir y Pemex, con 9,73% cada una.

A su vez, la Caixa --con el 35,27%-- y la propia Repsol con el 30,01%, son los controlantes mayoritarios de Gas Natural Fenosa.

Además, Repsol y GNF controlan la compañía Stream, que es la propietaria de la flota de los barcos que transportan el GNL a Argentina.

A ese hecho se agrega otro dato significativo: es el doble poder de decisión que tiene Antonio Brufau en Repsol y GNF.

Actualmente, Brufau ejerce simultáneamente el cargo de máximo titular de Repsol y vicepresidente ejecutivo de GNF.

En la misma situación, se encuentra la mano derecha de Brufau, Luis Suárez de Lezo Montilla que es el consejero general de Repsol y uno de los principales integrantes del directorio de GNF.

En el Gobierno temen que Brufau utilice a GNF como una herramienta de presión al país, cancelando por sorpresa los contratos de suministros de gas que pudiera adjudicarse para 2013.

En abril de este año, Brufau ya tomó una medida de esa características al rescindir arbitrariamente todas las entregas de GNL que Repsol tenía comprometidas para 2012. Para 2013 el Gobierno programó una importación récord de gas por barco que le costará al Estado no menos de US$ 3.500 millones.

En total se importarán un total 83 cargamentos de 135.000 metros cúbicos cada uno que se distribuirán de la siguiente manera: 48 irán a la terminal de Bahía Blanca y los 35 restantes, a la otra planta regasificadora de Escobar. 
Publicar un comentario