martes, 4 de diciembre de 2012

Se adaptan

El Grupo Popular introduce las enmiendas en los Presupuestos para encajar el ´tax lease´
Se derogan dos artículos del Impuesto sobre Sociedades que Bruselas consideraba ilegales - El nuevo sistema fiscal para la construcción naval se aplicará desde el próximo uno de enero

Los cambios exigidos por Bruselas el Impuesto de Sociedades ya están en marcha a través de las enmiendas presentadas por el Grupo Popular a los Presupuestos Generales del Estado. Esta es la manera más rápida para que el sector naval pueda utilizar el nuevo tax lease desde el mes de enero.

El Ministerio de Hacienda había adelantado a FARO que la modificación del Impuesto sobre Sociedades se haría a través de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado o en la Ley de Medidas Tributarias.

La Ley Presupuestaria, que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado, dispondrá que a partir del 1 de enero de 2013, queden derogados los artículos 49 y 50.3 del Reglamento del Impuesto de Sociedades, que la Comisión de la Competencia de la UE consideraba ayudas de Estado.

El nuevo tax lease notificado por las autoridades españolas a Bruselas, que ahora fijará la Ley Tributaria, permitirá amortizar aceleradamente activos adquiridos mediante arrendamientos financieros desde el inicio de la construcción de los buques, sin esperar a que estos comiencen a trabajar para su armadora, para lo que se modifica el artículo 11.5 de la Ley del Impuesto.

El Gobierno decidió la modificación del Impuesto sobre Sociedades a través de la Ley Presupuestaria, porque es la forma más rápida de que los astilleros puedan contar con el mecanismo de bonificación fiscal que les permita competir en igualdad de condiciones que el resto de los astilleros europeos. En el caso de que la modificación se hubiese realizado a través de un decreto ley, el sector naval tendría que haber esperado al menos otros seis meses para poder utilizar el nuevo tax lease.

Las modificaciones previstas en la Ley Presupuestaria permitirán al sector utilizar el nuevo tax lease "en el periodo impositivo que se inicia el 1 de enero" del próximo año.

Otra de las cuestiones exigidas por Bruselas es que el mecanismo de amortización adelantada se extendiese a otros sectores productivos siempre que se dediquen a la fabricación no sea en serie y que el tiempo de realización de la obra supere el año, sistema del que quedan excluidos los bienes inmuebles.

Los astilleros españoles llevan algo más de 17 meses sin poder ofertar barcos con el sistema de bonificación fiscal, lo que ha perjudicado enormemente la contratación de buques.

Dos grandes astilleros de la ría de Vigo, Barreras y Vulcano, han sido incapaces de lograr un nuevo contrato desde la desaparición del tax lease. En España, solo dos astilleros lograron sendos contratos para la construcción de buques sin tax lease: el vigués MetalShips y el vasco Zamakona. En estos contratos se ha dejado abierta la posibilidad de aplicar a estos buques el sistema de bonificaciones fiscales si entrase en vigor a tiempo.

En estos momentos, la mayoría de los astilleros gallegos, al margen de los contratos con Pemex, han presentado ofertas en los cinco continentes y, según el directivo de uno de ellos, "todos estamos ahí, pero no logramos cerrar ningún pedido". Varios astilleros gallegos se encuentran en la fase final de concursos para la construcción de barcos de diferentes clases, que podrían resolverse en las próximas semanas.

Además, el problema que inquieta a los astilleros es la amenaza de la devolución de las bonificaciones del tax lease suspendido por Bruselas, que supondría la devolución de 2.600 millones y el cierre del 90% de las empresas del sector.
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario