sábado, 1 de diciembre de 2012

Se soluciona el "gasomocho"

El Gobierno de Ucrania da por resuelto el "malentendido" con Gas Natural Fenosa

La Agencia Estatal de Inversiones y Proyectos Nacionales de Ucrania (AEIPN) considera "completamente resuelto" el "malentendido" a raíz de la supuesta firma de un contrato valorado en 1.100 millones de dólares (845 millones de euros) entre el Gobierno ucraniano y un falso representante de Gas Natural Fenosa, empresa que desmintió categóricamente este acuerdo.

"Mediante un intercambio de cartas entre la AEIPN y Gas Natural Fenosa se ha resuelto completamente el malentendido surgido a raíz de la firma el 26 de noviembre de un acuerdo de cooperación", ha explicado la agencia estatal ucraniana.

En este sentido, la institución destaca la "constructiva actitud" de la compañía española para aclarar con la mayor celeridad este malentendido, que AEIPN considera sujeto a intereses políticos de terceros "contrarios a la independencia energética de Ucrania".

Por último, la agencia de la exrepública soviética subraya el "consenso" alcanzado respecto al incidente por ambas partes y ha enviado al presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró Serra, una propuesta para celebrar una reunión personal con vistas a "estudiar distintas perspectivas de cooperación".

El pasado 26 de noviembre, un agente comercial que decía actuar en nombre de Gas Natural Fenosa firmó un acuerdo con el Gobierno de Ucrania valorado en 1.100 millones de dólares (845 millones de euros) para la construcción de una planta de gas natural licuado (GLN) en el Mar Negro.

El caso no solo provocó el desmentido categórico de la compañía española, sino que ha desencadenado un escándalo político en Ucrania, así como todo tipo de suspicacias en Rusia, de cuya dependencia energética pretendía desmarcarse Kiev con el contrato.

De hecho, la importancia del acuerdo mereció la presencia del primer ministro ucraniano, Mykola Azrov, y de su ministro de Energía en el acto de la firma, rubricada por un supuesto representante de Gas Natural Fenosa llamado Jordi Sardà Bonvehi.

EL PROYECTO SIGUE ADELANTE

El Gobierno ucraniano ha reaccionado al incidente insistiendo además en que construirá su primera terminal de GNL en el Mar Negro y que logrará en poco tiempo abastecerse de gas a un precio inferior al combustible importado desde Rusia.

El coordinador de la agencia ucraniana de inversión nacional, Vitaly Demyaniuk, ha anunciado que el "malentendido" no afectará al proyecto, que ya se ha puesto en marcha y que cuenta con el interés de una empresa estadounidense, Excelerate Energy.

Sobre Sardà Bonvehi, Demyaniuk ha dicho que "no trabaja" para Gas Natural Fenosa y que es "un representante comercial" especializado en empresas españolas en el país.

Mientras, el líder en el Parlamento del principal grupo de la oposición, Serhiy Sobolev, ha lamentado el "fraude" de este contrato "con personas inexistentes" y ha reclamado una "investigación detallada". 
Publicar un comentario