sábado, 8 de diciembre de 2012

Menudos listos

El 'Infanta Cristina' expulsa del mar de Alborán a un barco 'cazatesoros'
El buque panameño peinaba desde octubre sin permiso fondos de la plataforma continental española donde Odyssey ya buscó pecios

España no quiere otro 'caso Odyssey' y menos en sus propias aguas. Por eso, el patrullero de altura 'Infanta Cristina', con base en Cartagena, expulsó el jueves por la mañana del mar de Alborán a un buque comercial de bandera panameña y propietario estadounidense que realizaba sondeos para localizar navíos hundidos.

El barco hacía la mayor parte de esos trabajos a unas 30 millas de la costa malagueña. Se trata de una zona de aguas internacionales pero perteneciente a la plataforma continental española, según informó ayer el Ministerio de Defensa, que no quiso facilitar ni el nombre de la nave infractora ni el de la compañía propietaria.

La Armada investigaba desde octubre las actividades de este buque, que se desplazaba desde los muelles de Gibraltar a las proximidades de Málaga para rastrear una zona explorada hace meses por expertos de la compañía Odyssey en busca de navíos que pudieron hundirse allí a finales del siglo XVII y principios del XVIII. Sus movimientos, controlados desde el Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (Covam) de Cartagena, descubrieron un obstinado interés en buscar patrimonio sumergido en la plataforma continental española sin disponer de permiso para fondear, según fuentes de Defensa consultadas por 'La Verdad'.

Equipos de búsqueda

Personal del 'Infanta Cristina' realizó una inspección al barco con la conformidad de su capitán para comprobar que no estaba realizando actividades ilícitas. Durante el registro, los militares comprobaron que a bordo llevaba material técnico muy especializado para la búsqueda de pecios, como un sónar de barrido lateral y un sondador monohaz.

Tras el posterior interrogatorio al capitán, que reconoció que buscaban pecios, el comandante del 'Infanta Cristina' le remitió una carta invitándole a finalizar sus prospecciones en virtud del artículo 77 de la Convención de Naciones Unidas sobre la Ley en la Mar y el artículo 10.2. de la Convención de Naciones Unidas sobre Protección del Patrimonio.

El barco 'cazatesoros' navegaba ayer por el Atlántico, según comprobó la Armada por medio del seguimiento realizado a su posicionador vía satélite. Alejarse de España era la opción más idónea para los intereses de sus armadores, ya que tras la advertencia, se exponían al apresamiento del barco.

El expediente abierto por este incidente será tramitado ahora ante Marina Mercante y otros departamentos de la Administración central. La Armada aporta pruebas de los trabajos de prospección realizados sin autorización.

El 'Infanta Elena' permanecerá varios días más realizando patrullas de vigilancia en aquel corredor marítimo y labores de apoyo a la base que tiene la Armada en la isla de Alborán antes de volver a Cartagena. 
Fuente: La verdad
Publicar un comentario