sábado, 8 de diciembre de 2012

Me quedo más tranquilo...

España, al mando de la «operación Atalanta» contra los piratas
La fragata «Méndez Núñez» se estrena en las aguas del Índico frente a Somalia. Los ataques han pasado de 163 a 34 desde el inicio de la misión en 2008

En diciembre de 2008 arrancaba la «operación Atalanta» contra la piratería en el océano Índico. Los constantes ataques y secuestros de barcos en la zona hicieron necesario un despliegue militar para proteger las rutas marítimas y escoltar, principalmente, a los buques del Programa Mundial de Alimentos y a los pesqueros que faenan en las costas de Somalia. Hoy, cuatro años después, se registra un 80 por ciento menos de ataques a barcos y un 90 por ciento menos de secuestros. Poco a poco, la Fuerza Naval de la Unión Europea (Eunavfor) está consiguiendo que la tranquilidad reine frente a las costas de Somalia. Y ahora, por cuarta vez, un español vuelve estar al frente de la operación en la zona.

Actualmente, según datos de la propia Eunavfor, sólo hay 5 buques secuestrados por los piratas frente a los 46 que se contabilizaron en 2009. De esos cinco barcos (dos con bandera de Panamá, uno de Liberia, uno de Malasia y otro de Omán), el último en ser apresado fue el «Smyrni» (Liberia), el pasado 10 de mayo, con 26 tripulantes a bordo. Desde entonces no se ha producido ningún otro secuestro en aguas del Índico. Eso sí, los piratas mantienen retenidas a unas 136 personas y, sólo en 2011, se habrían hecho con un botín superior a los 130 millones de euros.

Entre los datos que demuestran el éxito de la misión destaca, por ejemplo, que de los 163 ataques registrados en 2009 se ha pasado a 34 a lo largo de este año. O que mientras hace cuatro años los piratas cumplían su cometido en el 28 por ciento de las ocasiones, ahora sólo culminan con éxito un secuestro en el 15 por ciento de los casos.

Durante todo este tiempo, además, 128 piratas han sido arrestados y puestos a disposición judicial, de los que 75 han sido ya condenados por parte de las autoridades judiciales.

Unas cifras todas estas que se conocían prácticamente al mismo tiempo que España asumía por cuarta vez el mando de la misión. Desde ayer, el contralmirante Pedro Ángel García de Paredes ejercerá la jefatura de la Fuerza desplegada en la zona. El acto de relevo tuvo lugar en Djibuti, a bordo del buque de asalto de la Marina italiana «San Giusto», donde el contralmirante italiano Enrico Credendino le cedió el mando.

Con esta nueva rotación, y van trece, España es el país que más veces ha estado al frente de la operación. El contralmirante español dirigirá la misión, hasta el mes de abril, desde la fragata «Méndez Núñez», que se estrena en Atalanta. A bordo embarca, además de la dotación del buque, al Estado Mayor multinacional del comandante de la fuerza, una unidad aérea y un equipo operativo de seguridad de Infantería de Marina. Un total de 236 hombres y mujeres viajan en ella con la misión de luchar contra la piratería y mantener la seguridad marítima.

Pero la agrupación europea también está compuesta por las fragatas «Karlsruhe» (Alemania), «Louise Marie» (Bélgica) y «Surcouf» (Francia). España, además, contribuye con el «Destacamento Orion» en Djibuti, que realiza misiones de vigilancia, reconocimiento y recopilación de información para prevenir los ataques de los piratas. 
Fuente: La razón
Publicar un comentario