miércoles, 17 de septiembre de 2014

Al final, como siempre...

Navantia pierde el contrato para reparar el buque insignia de EEUU
La Armada norteamericana se decanta por la oferta de 21 millones de dólares de un astillero de Croacia para acoger al 'USS Mount Whitney'

Un astillero de Croacia ha resultado ganador del concurso para reparar el buque de mando de la Sexta Flota de Estados Unidos, el Mount Whitney, con lo que Navantia, que optaba a hacer este trabajo de reparación, pierde esa oportunidad.

Los astilleros públicos españoles habían quedado entre los tres finalistas seleccionados para llevar a cabo esta reparación, que, según el presidente del comité de empresa de Navantia-Cádiz, Juan Bedeli, hubiera creado unos 500 puestos de trabajos y habría dado faena a la planta durante seis meses.

El propio Bedeli confirmó ayer a este periódico que la empresa se lo comunicó durante la mañana. El presidente del comité gaditano destacó que, no obstante, el astillero gaditano ha logrado pasar las auditorías y controles necesarios para optar a reparar un buque de estas características y lamentó que finalmente el contrato no haya recaído en los astilleros españoles, porque suponía una oportunidad para abrir otra brecha de mercado.

Los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz tienen el contrato para el mantenimiento de los cuatro destructores estadounidenses que se asentarán en la Base Naval de Rota, como parte del escudo antimisiles de la OTAN.

Según Bedeli, conseguir la reparación del buque insignia de la Sexta Flota norteamericana, "podría suponer nuevos contratos con la Armada de EEUU", y aseguró que "ya he pedido a la empresa una reunión para que nos expliquen los motivos de esta pérdida, que podría estar radicada en la oferta económica, pero puede que también en la presión política que se haya hecho o no". Según Bedeli, "la oferta norteamericana oscila entre los 21 y 29 millones de dólares -17 a 23 millones de euros- y no sabemos si la oferta de Navantia ha sido más alta". Finalmente, Bedeli recordó que "este trabajo habría servido para enlazar con el trabajo que se espera en Puerto Real y San Fernando, porque los cruceros están bien, pero dan trabajo para poco más de un mes".

Fuentes de la compañía, sin embargo, explicaron ayer a este periódico que se trata de una oferta puntual que no ha salido adelante, lo que no tiene por qué interferir en futuros contratos. Además, se da la circunstancia de que el Mount Whitney había sido reparado ya con anterioridad en el astillero croata, lo que podría haber servido para decantar la decisión.

Esta noticia provocó ayer las primeras críticas políticas. La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, lamentó "profundamente" la pérdida de este contrato y criticó que "el PP de Cádiz lanzase las campanas al vuelo con este asunto". Además, recriminó "especialmente" al Gobierno "el nulo peso diplomático para lograr convencer a EEUU". Y, poco después, respondió el PP a través de su presidente provincial, Antonio Sanz, quien habló de "política destructiva del PSOE", añadió que "es un solo contrato puntual el que se ha perdido", y que "en Rota se están reparando ya los destructores de EEUU". 
Publicar un comentario en la entrada