miércoles, 10 de septiembre de 2014

Antigualla

El astillero de Cádiz reparará un portaaviones de la Segunda Guerra Mundial
La embarcación 'Gotland', construida por la marina sueca será uno de los cuatro barcos reparados en los astilleros gaditanos a partir del 20 de octubre

De la mano del tráfico de cruceros turísticos llegó a Cádiz el negocio de la reparación de estas naves. Los astilleros gaditanos tardaron en entrar en este sector pero ya están casi al tope de su capacidad de reparaciones, debido a la temporalidad de estas mejoras (que se concentran en tres meses al año) y al espacio físico de los muelles de reparación. Para esta temporada, a partir del 20 de octubre, los astilleros de Cádiz han firmado la reparación de cuatro barcos. El primero en llegar a la capital será el 'Empress', que diez días más tarde dejará la dársena libre para la puesta a punto de su hermano de naviera, 'Sovery'. Ambos pertenecen a la firma turística Pullmantur, división española de la gigante Royal Caribbean.

Noviembre traerá hasta el centro de reparaciones gaditano dos cruceros muy especiales, sobre todo el 'Gotland', que lo es por su estructura, aunque no es un barco turístico. Este barco fue diseñado como un crucero portaaviones, con espacio para 12 aeronaves. Operacionalmente era imposible y solo tenía espacio para seis cuando embarcaba. Eventual el diseño fue cuestionado y para 1944 la infraestructura para los aviones fueron removidas y el espacio fue usado para baterías pesadas. Como nota curiosa, y según la hemeroteca de ABC, el 'Gotland' atracó en 1953 en el puerto de Málaga, procedente de Gotemburgo con más de 360 marineros y oficiales a bordo. Saludó a la capital malagueña con «con 21 cañonazos, a los que respondió la batería de Gibralfaro», como mandaban la época y las exaltaciones del poderío militar. Gracias a la neutralidad sueca en la Segunda Guerra Mundial, este país nórdico no sólo desarrolló una gran industria armamentística sino que su flota quedó casi intacta. Ahora, más de 60 años después, sigue navegando y necesita una puesta a punto que le harán en la capital gaditana.

Tras el 'Gotland', llegará el 'Wind Surf', de la naviera Windstar, un veterano ya en el Muelle Ciudad de Cádiz como crucero turístico que ha dejado estampas preciosas en el centro de la ciudad. Éste es un crucero pequeño y clásico, todo de madera y con cinco mástiles. Se trata de esos veleros los que los amantes del mar se rifan por visitar. Tiene que hacerse unos retoques y también ha escogido estos astilleros.
Publicar un comentario en la entrada