lunes, 22 de septiembre de 2014

Más opciones

El Principado pide al Gobierno que negocie con otras navieras la autopista del mar
La consejera de Fomento reclama al Estado "una gestión intensa" para evitar el cierre de una línea "de importancia capital" para Asturias

La consejera de Fomento, Belén Fernández, reclamó ayer al Ministerio de Fomento "todas las negociaciones posibles" con navieras a nivel internacional que estén interesadas en gestionar la autopista del mar Gijón-Nantes, de no llegarse a un acuerdo con LD-Lines en la reanudación de la explotación de la línea. La titular de Fomento, acompañada por la presidenta de la Autoridad Portuaria de Gijón, Rosa Aza, mantuvo ayer en Madrid una reunión con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, y con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, para abordar el futuro de la línea marítima, ahora en suspenso.

Fernández transmitió a los responsables estatales la "importancia capital" que el mantenimiento de la Gijón-Nantes tiene para Asturias y para su economía en sectores como la logística, el transporte y el turismo, y muy especialmente para la diversificación y el aumento de los tráficos de El Musel. El Gobierno regional pretende que el Estado dé luz verde a prorrogar el periodo de elegibilidad de la línea, "lo que implicaría la reanudación del servicio". España y Francia pretenden que LD Lines mantenga la conexión con Nantes hasta el 31 de diciembre, a cambio de recibir los casi 10 millones de euros en subvenciones que la naviera francesa aún tiene pendiente de cobrar. Este acuerdo, sin embargo, está pendiente de ratificación por la Comisión Europea.

"Hemos solicitado al Ministerio", declaró ayer Belén Fernández, "que si se obtiene el visto bueno de la Comisión, que es lo deseable, deberían pedirle a la naviera un plan de explotación claro para saber con certeza el compromiso de mantenimiento de la línea a medio y largo plazo, que dé certidumbre y garantías a la explotación".

Los portavoces del ministerio explicaron a la consejera asturiana cómo han sido las negociaciones con la naviera. En agosto, tras comunicar las dificultades económicas para el mantenimiento de la línea, la naviera quedó comprometida a presentar un plan de explotación solicitado por los Estados español y francés. LD Lines, según el Ministerio, no presentó ese plan pero sí solicitó aumentar las subvenciones.

La propuesta fue estudiada por los servicios jurídicos del Estado, quienes entendieron que habría base suficiente para reclamar la devolución de la integridad de las ayudas. No obstante, el Ministerio de Fomento trasladó ayer a la consejera asturiana que las gestiones realizadas "no fueron tanto orientadas a judicializar el conflicto, como a buscar cauces de negociación para reconducir la situación".

Las negociaciones tuvieron como base un elemento esencial: que del total de las subvenciones contempladas (30 millones por parte de los dos Estados y 4,1 de la Comisión Europea), existe una cantidad próxima a 10 millones que la naviera todavía no ha generado gastos elegibles para cobrarla. Sobre esa base, lo que se ha planteado en la negociación es procurar la continuidad de la línea a cambio de alargar el periodo de elegibilidad de manera que esas subvenciones puedan seguir cobrándose pese a haber transcurrido el plazo de los cuatro años, a cambio de que la naviera mantenga aún unos meses el servicio. Pero esa decisión está en manos de la Dirección General de Movilidad de la Comisión Europea.
Publicar un comentario en la entrada