lunes, 8 de septiembre de 2014

Inviertiendo en reciclaje energético

Madrid comienza a explotar el biogás que saca de su basura
Con la energía obtenida se podría abastecer a 22.900 viviendas al año

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el contrato de explotación de una planta de tratamiento de biogás en Valdemingómez. Este se obtendrá de la basura, y será posteriormente inyectado a la red. El contrato es para la explotación de la planta y su gestión, así como para la comercialización del biogás que se produzca, por un periodo de 11 años y 8 meses –hasta abril de 2026– y un presupuesto de 14,8 millones de euros.

Valdemingómez hace tiempo que dejó de ser un simple vertedero: sus montañas de residuos se han ido transformando en diferentes tipos de energía. Es precisamente de la fracción orgánica de la basura de la que se extrae este producto.

Pionera

De acuerdo con los estudios técnicos, la energía gestionada por la planta, transformada en electricidad, sería suficiente para abastecer el consumo doméstico anual de 22.970 viviendas. O, si se inyectara a la red, podría dar combustible a unos 420 autobuses de la EMT de los movidos por gas natural.

La planta de biometanización se inauguró hace cinco años, y desde entonces ha estado sometiéndose a procesos de pruebas para comprobar su correcto funcionamiento. Este retraso ha sido muy criticado por la oposición municipal: el líder socialista Jaime Lissavetzky indicaba hace apenas unas semanas que la planta costó más de 78 millones y aún no había dado beneficios de más de 3 millones de euros.

En el Gobierno municipal, sin embargo, defienden el proyecto: Madrid, recuerdan, es la primera ciudad de España que inyecta el biogás obtenido de la basura en la red gasista. Además del biometano que se inyecte en la red, otra parte del biogás, una vez depurado, se destinará a la producción eléctrica.

Se estima que la planta gestionará un total de 147.964 Megawatios hora térmicos anuales, de los cuales 84.380 se utilizarán para la producción de energía eléctrica y 63.584 para su inyección a la red como combustible. 
Publicar un comentario en la entrada