miércoles, 24 de septiembre de 2014

Esa sección funciona bien

Reparaciones cerrará el año con una facturación de cien millones
Navantia aprueba una inversión de mejora para el sector gasista

Buenos niveles de actividad, de empleo y también de ventas. Aunque el año arrancó flojo en la división de Reparaciones de Navantia de la ría ferrolana, los contratos que han ido llegando en los últimos meses han permitido que este departamento alcance las cifras del 2013, cuando registró su mejor ejercicio, según ha subrayado la compañía pública. En estos momentos, la empresa que dirige José Manuel Revuelta sostiene que el negocio total de las reparaciones navales en las antiguas Astano y Bazán cerrará el presente año con una facturación superior a los cien millones de euros y consolidará la tendencia de mejora iniciada el pasado año.

Aunque Navantia no facilitó datos desglosados por centros durante el 2013, las cifras de facturación del ejercicio anterior de la citada división fueron de 82 millones de euros y 2,2 de beneficios, por lo que solo en dos años las ventas se incrementaron un 20 %.

La información que manejan los responsables de este departamento indica que en lo que va de año se incrementó tanto el volumen de mercantes que optaron por las instalaciones de la ría para efectuar sus varadas como el específico de barcos gaseros, un tipo de navío en el que está especializada la Navantia gallega. Para continuar potenciando este mercado, el comité de dirección de la empresa acaba de aprobar una inversión de 1.070.000 euros para el centro de reparaciones de la ría ferrolana. Se trata, según subraya, de una de las obras de mayor importe que llevarán a cabo los astilleros públicos durante el presente año.

Incrementar potencia

La inversión será destinada a la adquisición de un grupo convertidor para incrementar la potencia eléctrica en la red de 60 Hz, que es la frecuencia que utilizan los buques gaseros, que habitualmente efectúan su reparación en los dos centros de trabajo de la comarca.

En los últimos años, las plantas de la ría se han situado como el tercer reparador de metaneros del mundo, aunque llegó a ostentar el liderazgo absoluto, que se le han arrebatado astilleros de Catar y Singapur.

Habitualmente, en torno a la mitad de los navíos civiles que recalan en los diques y muelles de Fene y Ferrol pertenecen al sector gasista.

En estos momentos ese porcentaje aún es superior, ya que de los seis mercantes que se encuentran en reparación en las plantas locales, cuatro son gaseros: el LNG Leo, el LNG Gemini, el Mostefa Ben Boulaid y el Matthew. 
Publicar un comentario en la entrada