miércoles, 10 de septiembre de 2014

Sigue la protesta

Opositores a Reganosa protestan por la entrada del gasero número 177 en la ría de Ferrol

Un pequeño grupo de opositores a la planta de gas de Reganosa en Mugardos, la única regasificadora de Galicia, se han vuelto a concentrar a última hora de la tarde en el muelle interior de Curuxeiras para mostrar su rechazo a la presencia de la planta de gas en el interior de la ría coincidiendo con la llegada del gasero número 177.

Fue a las 20:00 horas de esta tarde en respuesta a una convocatoria del Comité Cidadán de Emerxencia (CCE), que desde hace una década agrupa a unas 60 entidades vecinales, ecologistas y cofradías, que rechazan la localización de la terminal en Punta Promontoiro, al sur de la ría y próxima a un núcleo de viviendas habitadas de la aldea de Mehá.

Acudieron una veintena de personas entre las que se contaba Bernardo Bastida, expatrón mayor del pósito ferrolano condenado por participar en el bloqueo a la ría de mayo del 2007 que obligó a suspender en tres ocasiones la llegada del primer buque a la terminal.

Recientemente, Bastida se personó en el juzgado ferrolano para pagar la multa que le permitía eludir una condena de 13 meses de prisión.

El Comité organizó una colecta para reunir fondos y recogió 4.995, 25 euros en donativos, informaron en una nota, prácticamente el doble de lo que necesitaban para abonar la sanción del expatrón.

La cantidad sobrante la destinarán a financiar los contenciosos que mantienen abiertos en los juzgados contra la empresa de gas en la que participa la Xunta de Galicia.

La planta de Reganosa funciona desde mayo del 2007 y desde entonces han atracado en sus muelles para cargar y descargar gas natural licuado prácticamente 180 barcos.

El de hoy hacía el número 177, de acuerdo a los datos que maneja el Comité. Se trata del buque LGN Adamawa, con bandera de Bahamas, casi 290 metros de largo y capacidad para cargar 141.000 metros cúbicos de gas.

Las concentraciones y protestas contra Reganosa fueron multitudinarias hace ocho años, en el inicio de la actividad, y han ido perdiendo fuelle.

No obstante, el Comité mantiene activa su protesta en la entrada de cada buque en la ría y lo ha repetido con cada atraque en los últimos ocho años.
Publicar un comentario en la entrada