miércoles, 3 de septiembre de 2014

Cambios en el gigante

Samsung fusionará astillero y unidad de ingeniería en el marco de una reestructuración
Las acciones de ambas compañías subieron al darse a conocer la fusión en el marco de una reestructuración con miras a una posible sucesión en la dirección del grupo.

Samsung Group, cuyo presidente multimillonario se encuentra hospitalizado desde mayo, fusionará su astillero y su unidad de ingeniería en momentos en que el mayor grupo de Corea del Sur se prepara para una posible sucesión.

Samsung Heavy Industries Co., la tercera mayor constructora de barcos del mundo, se integrará con Samsung Engineering Co. antes de fin de año en una operación valuada en alrededor de 2,5 billones de wons (U$2.500 millones), según informes que las dos compañías presentaron hoy ante organismos reguladores.

Los accionistas de la empresa de ingeniería obtendrán 2,36 acciones en el astillero en una fusión basada en precios de los papeles de 26.972 en el caso de Samsung Heavy y de 63.628 wons en el de Samsung Engineering, según los informes.

“Es el comienzo de una reestructuración más amplia que puede esperarse de las compañías de industria pesada de Samsung Group”, dijo Kim Hyung Gun, analista de Meritz Securities Co. en Seúl. “El grupo parece haber decidido que tiene que reorganizar las unidades porque había demasiada superposición de áreas, como por ejemplo en el sector de construcción”.

Las acciones de ambas compañías subieron al darse a conocer la fusión en el marco de una reestructuración con miras a una posible sucesión en la dirección del grupo. Lee Kun Hee, de 72 años, el presidente de la compañía de teléfonos Samsung Electronics Co., se encuentra hospitalizado desde que tuvo un ataque cardíaco en mayo, y todo indica que su heredero será su único hijo, Lee Jae yong. La familia planea hacer que dos compañías empiecen a cotizar en bolsa a los efectos de cumplir con límites más estrictos en cuanto a grandes conglomerados familiares –chaebols por el término coreano- y contribuir, además, al pago de los impuestos sucesorios, que podrían superar los US$5.000 millones.

El gobierno de Corea del Sur ha prohibido las participaciones accionarias cruzadas y ha ofrecido beneficios impositivos para la reestructuración de los chaebols a los efectos de que adquieran mayor transparencia. Una de las compañías que empezará a cotizar en bolsa es el holdin de facto de Samsung Group, Cheil Industries, del cual Jay Y. Lee, como también se llama al hijo del patriarca, tiene una participación de 25%.

Si bien Samsung Heavy mantendrá su nombre por ahora, la compañía podría considerar cambiarlo más adelante, dijeron ambas empresas en una declaración conjunta. No habrá cambios de personal, agregaron. Samsung Heavy tiene unos 14.300 empleados y Samsung Engineering cuenta con alrededor de 7.000, según sus últimos informes financieros.

La entidad conjunta planea aumentar las ventas a 40 billones de wons en 2020, mientras que fueron de 25 billones de wons el año pasado.

“Por medio de la fusión, Samsung Heavy y Samsung Engineering proporcionarán a los clientes soluciones tanto en tierra como en el mar”, dijeron ambas compañías en la declaración.
Publicar un comentario en la entrada