jueves, 25 de junio de 2015

A ver si lo colocan

El yate que rechazó Fernández Tapias busca comprador por 36 millones de euros

El yate más grande y lujoso de España se iba a llamar Nufer II y su propietario iba a ser Fernando Fernández Tapias, pero la crisis económica atacó de lleno a los astilleros Naval de Marín, que habían recibido el encargo del empresario en el año 2009 para que se construyera en sus instalaciones este hotel flotante de cinco estrellas. Habría sido la joya de la corona de los barcos españoles de recreo. Pero las circunstancias financieras y empresariales de los astilleros cambiaron y también las de Tapias, que después de no cumplirse los plazos prefirió recuperar en 2010 un aval de 17 millones de euros que adelantó, como informó El Confidencial en junio de 2010.

Ahora ese yate busca comprador. Según confirman a Vanitatis fuentes de los astilleros donde se encuentra la embarcación, este megayate de 60 metros de eslora se ha puesto a la venta. No se llama Nufer II –nombre resultante de unir la primera sílaba del nombre de su mujer (Nuria González) y la del suyo propio– como pretendía el empresario, sino Y102, que es como le rebautizaron en su botadura. El barco que pudo ser y no fue de Fernando Fernández Tapias está disponible para todo aquel que disponga de más de 36 millones de euros, que es el coste que habría tenido su construcción.

No obstante, como explican a Vanitatis desde la compañía naval Nodosa Group, segundos propietarios del actual Y102, “es uno de los mejores yates que hay en España, por no decir el mejor. Su valor depende de lo que se quiera pagar. Además, los barcos de estas características tienen un mercado muy definido y exclusivo, y, por lo tanto, la oscilación en el precio depende en un momento dado de que alguien se encapriche. Pero estamos hablando de una cifra importante en el mundo de la navegación de recreo”.

Aunque el vicepresidente del Real Madrid se guardó una opción de compra para cuando el yate estuviera concluido, ya lo dejó claro en aquel entonces: “No voy a ejercer ningún derecho. Si hay algún comprador, bienvenido sea. Encargué su construcción hace tres años y todo han sido problemas y los problemas hay que evitarlos o solucionarlos lo antes posible”, afirmaba. Además, añadía que no eran tiempos para ostentaciones y, por lo tanto, abandonaba su sueño naviero.
 
Como publicó Vanitatis en su día, el valor que se barajó de actual Y102 era a partir de 36 millones de euros. En este caso no sería una segunda venta, pero sí “hablaríamos de un barco que empezó a construirse en el 2009 y ha pasado de una empresa a otra. La venta puede ser fácil porque hablamos de personas que tienen millones y no quieren esperar. En este caso se sirve en bandeja de plata un yate impresionante”, explican profesionales del sector.

En su fabricación se han utilizado los mejores materiales tanto para el interior como para la estructura. El casco es de acero y las cubiertas de aluminio, que aligeran muchísimo a pesar de sus impactantes dimensiones. Consta de cinco cubiertas, varios ascensores, uno de ellos panorámico, doce camarotes en suite más el principal de 60 metros, varios salones, sala de cine, cocina industrial, gimnasio, una pequeña clínica y hasta estancias para instalar un salón de belleza.

El yate está en venta y como el dinero no tiene nacionalidad habrá que esperar a saber quien será el nuevo propietario del que fuera el sueño de Fernández Tapias. Mientras, el empresario prefiere instalarse en La Toja y navegar con su familia y amigos en un barco de alquiler.
Fuente
Publicar un comentario en la entrada