lunes, 29 de junio de 2015

Rentable sí, pero...

Pemex aún no amortizó la compra del astillero Barreras

Pemex (Petróleos Mexicanos) todavía no ha amortizado los 5 millones de euros que invirtió en comprar el 51 % de Hijos de J. Barreras. Desde que anunció la toma de control del astillero, en noviembre del 2013, hasta este año, la petrolera cifra las ganancias totales de la empresa gallega en 9 millones de euros. Pero son ganancias de Barreras, no de Pemex. Es decir que, en todo caso, a la petrolera le correspondería la mitad de este saldo bruto.

Así lo ha explicado José Manuel Carrera Panizzo, director general de PMI (la filial de Pemex propietaria de Barreras), y nuevo director corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios de la petrolera. En una reciente entrevista concedida al diario Excelsior, el también consejero de Hijos de J. Barreras defiende la compra del astillero frente a las críticas que ha recibido la operación en México. «Ha sido un negocio rentable para Pemex, y estamos cerca de recuperar la inversión, pues el valor de lo que nosotros adquirimos ya es mayor de lo que pagamos. Ha sido un buen negocio», asegura Carrera.

Destaca el ejecutivo que otra de las ventajas de ser accionista mayoritario del astillero es poder seguir de cerca la construcción del flotel, que será entregado en julio del 2016.

¿Nuevos pedidos?

El consejero de Barreras admite que, por el momento, no ha más carga de trabajo para el astillero, pero avanza sin concretar nada más, que «una vez que se termine con este proyecto, la empresa comenzará con la construcción de otros equipos».

De momento, nada se sabe de la suerte que han podido correr los cinco barcos (tres buques tanque, un atunero y un barco de apoyo a plataformas petrolíferas) que el grupo mexicano comprometió públicamente hace más de año y medio para construir en su astillero. Pemex evita dar explicaciones sobre la demora, mientras pone a la venta dos floteles (150 millones cada uno) que está construyendo en Barreras y Navantia, respectivamente, antes de que finalice el año.

Según ha reconocido el propio Carrera Panizzo, la petrolera, que perdió 9.000 millones de euros en el 2014, busca comprador entre navieras, fondos de inversión o bancos «con el fin de obtener recursos y canalizarlos a proyectos de exploración o explotación de crudo».

El accionariado del astillero está compuesto ahora por PMI Holdings (filial de Pemex, con sede en Holanda, que tiene el 51%); las empresas del actual presidente de Barreras, José García Costas (Baliño y Electromecánica Naval e Industrial, que suman el 24,9 %); y Albacora Sociedad Anónima, propiedad de Ignacio Latxaga, con el otro 24,9 %.
Publicar un comentario en la entrada