lunes, 22 de junio de 2015

Nuevos cambios, nuevas reglas

El Código IGF ya ha sido adoptado formalmente y se espera que entre en vigor el 1 de enero de 2017 
El Comité de Seguridad Marítima de la OMI, en su 95ª sesión (MSC 95), celebrada en Londres del 3 al 12 de este mes de junio, ha adoptado definitivamente el Código IGF, que regulará la seguridad de los buques que utilicen como combustible GNL y que progresivamente se irá ampliando a otros combustibles de baja temperatura de ignición, como metanol, entre otros. Se han introducido unas enmiendas al Convenio SOLAS que se espera resulten adoptadas por el procedimiento de aceptación tácita el 1 de enero de 2017. En ese caso, el Código IGF tendría a partir de entonces carácter obligatorio para los buques de más de 500 GT que sean construidos o transformados a partir de esa fecha que utilicen GNL como combustible. No se aplicará, sin embargo, a los buques que transporten GNL como carga, que se regulan por su propio código de seguridad, el IGC.

Como es sabido, debido a las cada vez más estrictas normas medioambientales sobre emisiones de los buques a la atmósfera, está aumentando rápidamente el número de buques que utilizan como combustible el GNL, combustible que prácticamente elimina las emisiones de óxidos de azufre y materia particulada (PM), reduce drásticamente las de óxidos de nitrógeno y en un 25% las de CO2.

Sin embargo, el transporte, manejo y trasiego del GNL exige una serie de precauciones, que se derivan, entre otros factores, del hecho de que se debe transportar a 163ºC bajo cero. El objeto del Código IGF es establecer reglas obligatorias para la seguridad de los buques, la dotación y pasajeros, la carga, etc. teniendo en cuenta las características del GNL.

En la última reunión, además de adoptar formalmente el Código, se introdujeron algunas mejoras finales al mismo. También se adoptaron enmiendas al Convenio STCW y su Código asociado, para hacer obligatoria la impartición de formación específica a los tripulantes de buques a los que se aplique el Código IGF.

La adopción final del Código IGF proporciona al sector marítimo un marco uniforme y obligatorio sobre las normas de seguridad aplicables a estos buques, que se consideraba muy necesario y que se espera acelere aún más la tendencia al uso de este combustible, muy positivo para la sostenibilidad del transporte marítimo.
El MSC también trató sobre otros asuntos de gran actualidad, como las migraciones masivas por mar y la ciberseguridad, entre otros.
Publicar un comentario en la entrada