sábado, 6 de junio de 2015

Mucha suerte

Navantia presenta su oferta definitiva a Australia para dos buques logísticos 

Navantia no quiere perder a su mejor cliente: Australia. La relación comercial con la empresa pública española sigue adelante con grandes expectativas de futuro para la firma de nuevos contratos.

El foco de atención se centra ahora en el concurso que abrió la Marina australiana el año pasado para la construcción de dos barcos logísticos, casi idénticos al BAC 'Cantabria'. Este Buque de Aprovisionamiento en Combate fue construido en el astillero de Puerto Real entre 2007 y 2010 para la Armada Española.

El Gobierno australiano dio un paso de gigante en junio de 2014 al seleccionar a las dos mejores ofertas para su desarrollo. Tanto la opción presentada por Navantia como la que lideran las empresas surcoreanas Daewoo y Marine quedaron finalistas. La compañía española ganaba así una batalla, pero no la guerra. En octubre de 2014, Australia siguió con el procedimiento administrativo que rige este concurso y convocó a los astilleros finalistas para redactar la propuesta definitiva.

Este periódico ha podido saber que Navantia ya ha culminado el informe técnico y económico que recogen las bases para la construcción de los dos buques logísticos. La empresas española, a través de sus oficinas en Melbourne y Adelaide, elevará el mes que viene la oferta definitiva al gobierno australiano para su estudio. Todo apunta que el concurso se resolverá a finales de este año.

Uno de los aspectos más importantes de este contrato es que la construcción se llevaría a cabo en el astillero de origen, es decir, si Navantia resulta ganadora, el proyecto se ejecutaría en las factorías españolas.

Navantia parte con cierta ventaja frente a los competidores surcoreanos, ya que la empresa española entregó el año pasado a la Marina australiana los dos buques anfibios, 'Camberra' y 'Adelaide', construidos en el astillero de Ferrol, y el pasado 23 de mayo se botó con éxito en el astillero Adelaide el primero de los tres destructores marca España que se construyen en aquel país para su Marina. España, a través de Navantia, participa en este proyecto aportando diseño, equipo y tecnología. No hay que olvidar que estos destructores están inspirados en las fragatas españolas de la serie F-100.

Por otra parte, Navantia suma puntos a la hora de llevarse el gato al agua con el contrato de los buques logísticos. Cabe recordar que el Ministerio de Defensa español aprobó en 2013 una cesión temporal del BAC ‘Cantabria’ a la Marina australiana para que comprobara ‘in situ’ sus prestaciones.

El buque español estuvo nueve meses navegando por aguas australianas en una operación conjunta de la Armada Española y la Marina australiana. El objetivo era promocionar el potencial industrial de nuestro país en materia de construcción naval militar pero, al mismo tiempo, el acuerdo perseguía que la Marina de aquel país comprobara las capacidades de este barco de aprovisionamiento en combate con el ánimo de conseguir un contrato de construcción para Navantia.

Para ello, ambos gobiernos pactaron el uso conjunto de la embarcación con la premisa de que el gasto de viaje y mantenimiento de la dotación española corriera por cuenta del gobierno australiano. Durante ese tiempo, de febrero a octubre de 2013, el BAC ‘Cantabria’ permaneció en aguas australianas. La Marina de aquel país pudo evaluar las capacidades del buque, así como su versatilidad.

Por último, Australia ha iniciado el trámite para renovar su flota de patrulleros. El pasado marzo anunció su interés por la adquisición de 21 unidades y convocó a los astilleros, entre ellos Navantia, para la presentación de las ofertas.
Fuente
Publicar un comentario en la entrada